Foros -- Chanta.cl  

Retroceder   Foros -- Chanta.cl > Categoria principal > Política
Registrarse Preg.Frec.Donate ir a foro Lista de Foreros Calendario Arcade Marcar Foros Como Leídos Chat

Tema Cerrado
 
Compartir Herramientas Calificar Tema Desplegado
Antiguo 12-04-2007, 02:49:37   #1
D2
.:: Killer Admin ::.
 
Avatar de D2
 
Fecha de Ingreso: Nov 2003
Ubicación: Lemuria
Mensajes: 18.970
bakan Presidentes de Chile (Vida y Gobiernos)

Nunca esta de mas un poquito de cultura ademas que siempre le piden estos datos a los pinguinos del hogar.


Bernardo O'Higgins Riquelme (1817 - 1823)


Nació en Chillán el 20 de Agosto de 1778. Hijo del militar irlandés al servicio de la corona española, que más tarde fue, sucesivamente, Intendente de Concepción, Gobernador de Chile y Virrey del Perú, Ambrosio O'Higgins Vallenary, y de la chillaneja Isabel Riquelme Meza.
Apartado del lado de su madre por razones de Estado, Bernardo Riquelme, como era conocido entonces, peregrinó de ciudad en ciudad y de país en país. Según los deseos de su padre se educó en Talca, en Lima y en Londres; fue en esta última ciudad donde conoció a Francisco Miranda, cuyas ideas acerca de la Independencia de América le quedaron grabadas para siempre. Tras concluir sus estudios en Inglaterra pasó a España, donde tomó contacto con personas que pensaban en la emancipación de América.

De regreso en Chile en 1802 y poseedor de una cultura superior a la de los demás jóvenes de su época, Bernardo O'Higgins se hizo cargo de la rica hacienda “Las Canteras”, heredada de su padre y se radicó en Chillán junto a su madre y hermana, llegando a ser Alcalde de esa ciudad en 1805, regidor de su Cabildo en los años siguientes y Subdelegado interino del Partido de La Laja en los inicios de 1810.

Iniciado el movimiento emancipador que se gestó a partir del Cabildo Abierto de 18 de septiembre de 1810, O'Higgins se puso incondicionalmente a las órdenes de las nuevas ideas y combatió por ellas durante el período denominado La Patria Vieja. Elegido diputado por Los Ángeles para el Primer Congreso Nacional de 1811, pasó a integrar la Junta de Gobierno de 1812 como representante de la región de Concepción.

Al iniciarse las hostilidades, producto de la invasión del brigadier Antonio Pareja, O'Higgins se convirtió en militar para luchar en el campo de batalla a favor de las ideas patriotas. Como tal, en 1813, ocupó Linares, tomó Los Ángeles y participó en el sitio de Chillán.

Su nombre se inscribió definitivamente entre los grandes cuando, con ocasión de la batalla de El Roble, transformó una derrota en victoria al conducir a sus hombres al grito de “¡O vivir con honor o morir con gloria, el que sea valiente que me siga!”. Sus triunfos militares le llevaron a ocupar la Comandancia en Jefe del Ejército, en reemplazo de José Miguel Carrera, en cuya calidad continuó combatiendo al enemigo.

El 3 de mayo de 1814, en Lircay, Chile suscribió un tratado de paz con España que suspendió las hostilidades, pero al ser desahuciado éste por el Virrey del Perú, éstas se reiniciaron con la invasión del brigadier Mariano Osorio.

Sobrevino entonces, en 1814, el desastre de Rancagua, donde O'Higgins fue sitiado y derrotado. Como consecuencia de ello, el ejército patriota se desbandó y una gran cantidad de militares, incluyendo a O'Higgins, emigraron a Mendoza. En esta ciudad, unido al general José de San Martín, se dedicó a la formación del Ejército de los Andes, cuyo objetivo fue la liberación de Chile. Tras cruzar la cordillera por diversos pasos, el 12 de febrero de 1817 el Ejército de Los Andes encabezado por los generales O'Higgins y San Martín logra un brillante triunfo en la cuesta de Chacabuco, el que lo puso a las puertas de Santiago y del Gobierno de Chile.

En medio de una lucha inconclusa, el 16 de febrero de 1817, una Asamblea de notables reunida en Santiago le confirió el cargo de Director Supremo, mandato que se prolongó hasta el 28 de enero de 1823, cuando por presiones internas abdicó a su cargo entregándolo a una Junta de Gobierno.

Emigrado a Perú y radicado en la hacienda de Montalbán, O'Higgins continuó preocupado por la libertad de América, que lo llevó a combatir junto a Simón Bolívar en Ayacucho.

Muere en Lima el 24 de octubre de 1842, siendo repatriados sus restos recién en 1869.

Su Gobierno:

La primera preocupación de O´ Higgins al asumir el mando fue la de consolidar el Gobierno y reforzar el poderío bélico de Chile. Para ello, junto con fundar una Academia Militar y una de Guardiamarinas en 1817 y 1818 respectivamente, continuó la guerra contra el invasor, oficializó la bandera actual y proclamó la Independencia Nacional el 12 de febrero de 1818.

Pero como estaba plenamente convencido que la libertad de Chile sólo sería posible cuando se produjera la de Perú, desvió parte de sus esfuerzos a la formación de una Escuadra Nacional que entregó al mando de Lord Thomas Cochrane y que estaba destinada a la liberación de ese país. La Escuadra logró su objetivo el 2 de julio de 1821, cuando las tropas chilenas comandadas por José de San Martín desembarcaron en El Callao.

Consciente de la necesidad de inaugurar un orden institucional, dictó, promulgó y plebiscitó la Constitución Provisoria del Estado chileno en 1818 e hizo aprobar, el 23 de octubre de 1822, una nueva Constitución Política.

En el orden social, su acción estuvo destinada a transformar la estructura social del país a fin de adecuarla a los nuevos tiempos. La acción reformista estuvo dirigida a corregir lo que él veía como deficiencias en las costumbres de vida del pueblo y también a limitar los privilegios de la elite, aboliendo los títulos nobiliarios, prohibiendo el uso de escudos de armas e intentando abolir los mayorazgos. Se propuso disminuir el poder que la Iglesia mantenía sobre los ciudadanos y para ello no sólo desterró al obispo Rodríguez Zorrilla, sino que además, prohibió los entierros en las iglesias y conventos, construyendo el Cementerio General. Introdujo la libertad en materia de importación de libros y redujo los aranceles que el clero cobraba por bautismos, matrimonios y defunciones.

En el ámbito educacional y cultural, reabrió en 1819 el Instituto Nacional y en 1820 la Biblioteca Nacional, además de favorecer los servicios de imprenta.

En el orden económico, contrató con la banca privada inglesa un empréstito destinado a aumentar el erario nacional y al fomento de las obras públicas, mientras, paralelamente, recabó de los ciudadanos erogaciones e impuestos destinados a llevar adelante los gastos de las campañas militares internas y la expedición libertadora del Perú.

La mayor parte de estas medidas, en especial las que dicen relación con los privilegios de la elite y con el predominio de la Iglesia, unidos al asesinato de Manuel Rodríguez y al fusilamiento de los hermanos Carrera ocurrido en Mendoza, hicieron impopular al Gobierno, que fue catalogado por algunos de sus enemigos como despótico y dictatorial. El descontento ciudadano siguió creciendo y su política interior fue cada vez menos aplaudida. Los levantamientos se sucedieron en varias regiones del país.

Al discutirse y analizarse la Constitución Política de 1822, surgieron voces opositoras que vieron en la Carta Fundamental un germen de dictadura y deseos del Director

Supremo de entronizarse en el poder. Importante fue la reacción de la Asamblea Provincial de Concepción que, encabezada por Ramón Freire, la declaró inadmisible y marchó militarmente contra Santiago.

Reunido el pueblo capitalino y ante la inminencia de una guerra civil, el Director Supremo, el 28 de enero de 1823 dimitió su cargo entregándolo a una Junta de Gobierno.


Ramón Freire Serrano (1823 - 1826)


Nació en Santiago el 29 de noviembre de 1787. Hijo de Francisco Antonio Freire y de Gertrudis Serrano, fue criado en una hacienda de sus tíos maternos en las cercanías de Colina. Al quedar huérfano a los 16 años, se trasladó a Concepción donde trabajó como dependiente en una casa de comercio y más tarde como sobrecargo en un barco mercante.
Al estallar el conflicto independentista de 1810, se incorporó activamente a las asonadas callejeras que acompañaron la noticia del establecimiento de la Junta de Gobierno.

En 1811 ingresó como cadete al cuerpo de Dragones de la Frontera y recibió su bautismo de fuego combatiendo en El Quilo y El Roble.

Al ocurrir el desastre de Rancagua ya era capitán y con ese grado cruzó la cordillera para refugiarse en Buenos Aires. En 1816 se incorporó al Ejército de Los Andes y como tal ingresó al país por el paso del Planchón, a cargo de un batallón con el que, el 11 de febrero de 1817, ocupó Talca.

Combatió en Maipú y en premio a sus servicios fue hecho coronel, grado con el cual fue nombrado Intendente de Concepción durante la administración de O'Higgins, con la precisa misión de combatir a la guerrilla realista que se había instalado en la zona.

Su amistad con O'Higgins se fue resintiendo paulatinamente, al punto que en 1822 lanzó una proclama a los pueblos de su jurisdicción en contra del Gobierno establecido y presentó su renuncia al cargo de Intendente. Aclamado por la Asamblea encabezó el levantamiento contra O'Higgins con quien no llegó a enfrentarse militarmente.

Tras la abdicación de O'Higgins, se convirtió en el nuevo Director Supremo, cargo que ostentó desde el 4 de abril de 1823 por un nombramiento emanado de la Junta de Representantes que reemplazó a O'Higgins, hasta el 9 de julio de 1826.

Después de un corto retiro fue nuevamente nombrado el 25 de enero de 1827. Una nueva renuncia presentada el 5 de febrero le fue rechazada, siendo elegido Presidente de la República el 15 de febrero y volviendo a renunciar el 5 de mayo de ese mismo año.

Retirado en la hacienda de Cuchacucha, se mantuvo inactivo por un corto tiempo, pues el fragor de las luchas entre pipiolos y pelucones lo volvió a poner en el primer plano al confiársele el mando del Ejército. Agravado el conflicto, los ejércitos combatientes decidieron poner fin al problema nombrando a Freire como Presidente. Increpado por el bando pelucón, pronto rompió con ellos y levantó contra el Gobierno central un ejército en Coquimbo que, aumentado con contingente del sur, se enfrentó a Prieto en Lircay. Su derrota ocasionó su prisión y posterior destierro al Perú.

Incansable en su actividad, en ese país organizó una campaña contra Chile recibiendo el apoyo del mariscal Andrés de Santa Cruz que le facilitó dos barcos con los que intentó apoderarse de Chiloé.

Apresado en Valparaíso y procesado por un consejo de guerra, fue condenado a destierro en la isla de Juan Fernández y luego en Tahiti.

Regresó a Chile en 1842 y falleció el 9 de diciembre de 1851.

Su Gobierno: Durante su administración promovió medidas de enorme trascendencia, como la abolición de la esclavitud, la reorganización de las defensas de Valparaíso y la sustitución del sistema de libre comercio. Además, puso en relieve la libertad de prensa y ordenó a los conventos la apertura de escuelas.

Se promulgó el 29 de diciembre de 1823 una nueva Constitución Política inspirada en el pensamiento de Juan Egaña. De claro corte moralista, reflejó la idea de que la ley puede cambiar hasta la esencia misma de la sociedad. Su pretensión de regular tanto la vida pública como privada de las personas hizo que prácticamente resultara inaplicable y por ello sólo tuvo una vigencia de seis meses.

Con el objeto de resolver los problemas financieros del Estado y sobre todo para poder cancelar el empréstito inglés, se constituyó el estanco del tabaco, licores, naipes y papel sellado, que licitada por la Casa de Portales y Cea resultó un completo fracaso.

Un enorme mérito tiene el que durante su mandato el país completara la independencia de todo el territorio, al incorporar el Archipiélago de Chiloé que aún se mantenía leal a la corona española. Tras dos campañas sobre la Isla Grande, y después de las batallas de Pudeto y Bellavista, se firmó el tratado de Tantauco, mediante el cual España renunció definitivamente a ese territorio.

En esos momentos se produjo la llegada al país de una misión apostólica enviada por el Santo Padre, cuyo objetivo era arreglar las relaciones entre Chile y la Santa Sede. El conflicto se agravó porque Chile se sentía heredero del patronato que habían gozado los Reyes de España y la Santa Sede no lo estimaba transferido. El Gobierno había adoptado medidas en ese orden, como reformar órdenes religiosas, confiscar bienes eclesiásticos y relegar al obispo. Monseñor Juan Muzi, cabeza de la delegación, no transó, pidió sus pasaportes de salida y las relaciones quedaron cortadas entre ambos Estados.

En el orden interno, los conflictos, especialmente con los partidarios de O'Higgins, se agudizaron a tal punto que Freire fue destituido durante una salida a campaña en 1825, siendo restituido a su regreso. Sin embargo, los múltiples conflictos políticos que se sucedieron llevaron a Freire a presentar su renuncia el 9 de julio de 1826, dejando en el mando al almirante Manuel Blanco Encalada.

Un nuevo conato revolucionario lo hizo volver al poder el 25 de enero de 1827 bajo el cargo de Presidente Provisional de la República. Repuesto el orden volvió a renunciar el 5 de febrero, pero su renuncia fue rechazada por el Congreso. Esta institución lo nombró Presidente de la República el 15 de febrero de 1827, en un mandato que debía durar hasta el 1 de julio de 1829. Sin embargo, el 5 de mayo de 1827 volvió a renunciar.

Cabe advertir que durante su administración se produjo una reforma política que, encabezada por José Miguel Infante, pretendió establecer en el país el régimen federal. En efecto, el Congreso Nacional dictó una serie de leyes que conducían a Chile a transformarse en una República Federal siguiendo el ejemplo de Estados Unidos. Los múltiples conflictos que surgieron entre las Provincias-Estados, hicieron impracticables las medidas y el sistema colapsó rápidamente.

Manuel Blanco Encalada (1826)


El primer gobernante chileno con el título de Presidente de la República, aunque provisional, fue Manuel Blanco Encalada. De origen bonaerense, padre gallego y madre chilena, asumió el cargo el 9 de julio de 1826. Desde entonces y hasta hoy, este título sería el de los Jefes de Estado, que antes habían sido Directores Supremos.
En 1826 se batió en los combates de Pudeto y Bellavista (Chiloé), a partir de los cuales se incorporó este archipiélago al territorio nacional. Siendo Ministro de Relaciones Exteriores (2 de febrero de 1826) sucedió al general Freire en la presidencia de la República por un período de dos meses.


Francisco Antonio Pinto (1827 - 1829)


Nació en Santiago en 1785, hijo de Joaquín Fernández Pinto y de Mercedes Díaz Darrigrandi. Era un prestigioso militar que había servido en las campañas de la Independencia y en la expedición al Perú. Miembro distinguido del Partido Liberal y uno de los chilenos más ilustrados de su tiempo.

Su Gobierno:

Durante su Gobierno se dictó la Constitución Liberal de 1828, que estableció los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial. En materia educacional fomentó la instrucción pública, creando entre otros el Liceo de Chile y el Colegio de Santiago. Pinto renunció en julio de 1829. Se efectuaron elecciones y se impuso nuevamente el grupo pipiolo, volviendo a quedar Pinto como Presidente de la República. Para la Vicepresidencia, sin embargo, ninguno de los postulantes obtuvo la mayoría necesaria, por lo que la nominación del Congreso recayó en el liberal Joaquín Vicuña, quien no figuraba entre las dos primeras mayorías. Esta situación provocó la protesta de los conservadores, quienes quisieron declarar nula la elección. En medio de este desgobierno, Pinto volvió a renunciar.


Joaquín Prieto (1831 - 1841)


Nació en Concepción el 20 de agosto de 1786. Hijo de José María Prieto Sotomayor y de María del Carmen Vial Santelices, fue educado en Concepción e ingresó tempranamente a la milicia, alcanzando el rango de teniente de caballería en 1805.
Con ocasión del movimiento de 1810, tomó partido por el bando que postulaba un nuevo orden, y como tal, acompañó a O´Higgins en el desastre de Rancagua. Emigró a Río de la Plata e ingresó como oficial al Ejército de los Andes.

De regreso en Chile, participó en las batallas de Chacabuco y Maipú y, una vez consolidado el triunfo de las armas patriotas, ocupó el cargo de Comandante de las Armas de Santiago.

Luchó en el sur contra la montonera realista de Vicente Benavides, a quien derrotó definitivamente en Saldías en 1821, como consecuencia de ello, fue nombrado Gobernador de Concepción ese mismo año.

Inició una carrera política siendo electo primero Diputado y luego Senador. Fue Vicepresidente de la Cámara y más tarde Consejero de Estado. Paralelamente, alcanzó el rango de General de División.

Sindicado como o'higginista, en 1829 se presentó como candidato a Vicepresidente de la República. Sin embargo, ninguno de los cuatro postulantes al cargo obtuvo mayoría de votos, por lo que el Congreso, formado mayoritariamente por pipiolos, eligió al que obtuvo menos votación de todos. Los partidarios de Prieto cuestionaron la elección y estalló un conflicto armado que sólo terminó cuando las fuerzas del general Prieto vencieron a los pipiolos en Lircay, en 1830.

El triunfo de Prieto puso al mando de la Nación a José Tomás Ovalle, quien murió poco después. La vacancia en el cargo permitió que el General Prieto asumiera la primera magistratura de la nación por un período de 10 años.

Alejado del mando, Prieto fue Senador de la República e Intendente de Valparaíso. Murió el 26 de noviembre de 1854 a los 70 años de edad.

Su Gobierno:

El 18 de septiembre de 1831 asumió la Presidencia de la República y fue reelecto en el cargo, cinco años después.

Su Gobierno fue trascendental para la institucionalidad chilena: en él no se dictó la Constitución Política de 1833, se ordenaron las finanzas públicas, se pagó la deuda externa, se acabaron las oposiciones realistas que encabezaron los Pincheira, se estudió al país a través de la investigación científica de Claudio Gay, se estableció la primera línea de navegación a vapor y se incentivó la explotación de la riqueza mineral del país, plata, cobre y carbón, lo que trajo bienestar a la ciudadanía.

Para llevar adelante estas obras, Prieto contó con la ayuda de destacados Ministros de Estado, entre los que destacaron Diego Portales, Manuel Rengifo, José Manuel Gandarillas, Mariano Egaña, Joaquín Tocornal y Manuel Montt, quienes organizaron la institucionalidad política y económica de la emergente República, impulsando su sostenido desarrollo.

Durante su mandato Chile se vio envuelto en un conflicto bélico con la Confederación Perú-Boliviana, del cual salió victorioso. Este conflicto, resistido en principio por muchos, permitió que un levantamiento militar tomara preso y asesinara al Ministro Portales, lo que lejos de aminorar los ánimos bélicos, enardeció al pueblo que se alistó para luchar.


Manuel Bulnes (1841 - 1851)


Nació en Concepción el 25 de diciembre de 1799. Sus padres fueron Manuel Bulnes Quevedo y Carmen Prieto Vial. En 1818, siendo aún un niño, ingresó al ejército para seguir la carrera militar que también ejercía su padre, pero al ocurrir la invasión del brigadier Pareja y pasarse su regimiento al bando realista, Bulnes renunció al servicio.
Se hizo comerciante y en razón de rumores extendidos durante el Gobierno de Marcó del Pont, fue arrestado y confinado por patriota a la isla Quiriquina, de la que huyó en balsa. En 1817 los patriotas llegaron a Concepción y se alistó entonces en el nuevo ejército con el grado de Alférez.

Su brillante hoja de servicios le permitió ascender rápidamente de grados. Recibió diversas condecoraciones y fue integrado a la Legión de Honor de Chile.

Siendo segundo jefe militar de La Frontera, combatió en Lircay en 1829 en defensa de la pureza constitucional. Además, en 1833 dirigió la campaña contra los Pincheira, derrotándolos completamente.

Su reconocida capacidad le valió que el Presidente de la República lo nombrara, durante la Guerra con la Confederación Perú-Boliviana, comandante de la segunda expedición al Perú. Los triunfos de Bulnes se sucedieron uno tras otro y Chile resultó vencedor en la contienda. Como premio a sus servicios fue ascendido a General de División y Perú le otorgó el grado de Mariscal de Ancash.

Al terminar el mandato presidencial de su tío, el nombre del General Bulnes surgió como el más adecuado para el cargo. Elegido Presidente, gobernó durante 10 años. Una vez alejado del cargo, tomó las armas de general y aplastó el levantamiento que su primo, el general de la Cruz, había iniciado en Concepción en contra del Mandatario electo, Manuel Montt. Más tarde fue Consejero de Estado y Senador de la República.

Murió el 13 de octubre de 1866.

Su Gobierno:

El primer acto del Gobierno de Manuel Bulnes, apenas a un mes de su mandato, fue enviar al Congreso Nacional un proyecto de Ley de Amnistía, que se promulgó el 23 de octubre de 1841. En esta misma dirección, rehabilitó a los militares dados de baja durante el Gobierno anterior por pipiolos y les asignó una pensión a las familias de quienes hubiesen muerto.

Se preocupó más de vigorizar el crédito nacional en el extranjero, de promover la riqueza y la cultura y de organizar los servicios administrativos, que de las luchas políticas.

Con su Ministro de Hacienda, Manuel Rengifo, saldó definitivamente la deuda mantenida con Londres desde 1822, recuperando con ello el crédito público del país en el extranjero.

En el orden interno dictó un nuevo reglamento de aduanas, inspirado en propósitos “librecambistas”, es decir, rebajando las tarifas de impuesto para facilitar la internación de las mercaderías extranjeras; en 1843 promulgó la Ley de Pesos y Medidas, que estableció el sistema decimal. Promovió la colonización extranjera en el sur de Chile (Valdivia y Llanquihue), se tomó posesión del Estrecho de Magallanes y se fundó el Fuerte Bulnes.

También durante su mandato surgió la Escuela Normal de Preceptores, un Cuerpo de Ingenieros, la Quinta Normal de Agricultura, la Universidad de Chile, la Oficina de Estadísticas, y la Escuela de Artes y Oficios. Reabrió la Escuela Militar y creó la Academia de Pintura y el Conservatorio de Música, además de iniciar la construcción del ferrocarril.

Con motivo del reconocimiento de la independencia de Chile por parte de España, se modificó la Canción Nacional, que contenía ciertos versos ofensivos al país europeo. Eusebio Lillo y Ramón Carnicer crearon el nuevo himno, el que fue cantado por primera vez en las fiestas patrias de 1847. De la anterior letra, compuesta por Bernardo Vera y Pintado, sólo se mantuvo el coro.

Al finalizar su segundo período, el aumento de la oposición se hizo más fuerte y los liberales levantaron una candidatura a la Presidencia de la República en contra del oficialista Manuel Montt. Tras el triunfo Montt en las urnas, el candidato derrotado, General De la Cruz, desconoció el triunfo y se levantó en armas. Bulnes entregó el mando y se puso al frente de las tropas aplastando en Purapel las fuerzas de su primo. Con ello terminó con los caudillajes militares que se incubaban y se impuso en el país el orden institucional.


Manuel Montt (1851 - 1861)


Nació en Petorca el 4 de septiembre de 1809. Hijo de Lucas Montt Prado y Mercedes Torres Prado. Efectuó sus estudios en el Instituto Nacional y se graduó de abogado en 1831.
Un año más tarde fue nombrado Vicerrector del Instituto Nacional y en 1835 fue nombrado Rector, cargo en el que permaneció durante cinco años. Paralelamente se inició en la carrera judicial, siendo nombrado Ministro Interino de la Corte Suprema en 1837.

En 1840 fue elegido diputado, y nombrado presidente de la Cámara. Ese mismo año, Prieto lo nombró Ministro del Interior y, al ser electo el Presidente Bulnes en 1841, asumió como Ministro de Justicia, Culto e Instrucción Pública.

Desde esos cargos y desde los que ocupó en forma interina, Manuel Montt contribuyó notablemente al desarrollo del país. Entre sus aciertos estuvo el nombramiento de Andrés Bello como Rector de la Universidad de Chile y el de Antonio Varas como Rector del Instituto Nacional.

Diputado en 1843, fue Ministro del Interior en 1845 y Ministro de la Corte Suprema. Candidato oficialista a la Presidencia, se impuso en las urnas a su rival José María de la Cruz, gobernando a la República durante 10 años.

Una vez concluido su mandato, Montt reasumió sus funciones como Ministro de la Corte Suprema, tribunal que presidió durante 19 años. Paralelamente ocupó un lugar en el Consejo de Estado y fue diputado electo en 1864.

Ese mismo año fue celebrado en Lima un Congreso Americano, y Chile lo nombró Ministro Plenipotenciario. Descolló en él y fue elegido por los representantes de los países americanos como Presidente del Congreso. Senador elegido para el período 1876 -1882, Montt fallece el 21 de septiembre de 1880, no pudiendo terminar su mandato.

Su Gobierno:

El Gobierno de Manuel Montt estuvo pleno de progreso y desarrollo material, institucional y cultural.

En el primer plano se destacan obras como la construcción del ferrocarril que por el norte alcanzó a Quillota y por el sur hasta San Fernando; se solidificó el servicio regular de navegación, se estableció el telégrafo entre Santiago y Valparaíso y luego se extendió entre Aconcagua y Talca. Caminos, puentes, edificios públicos para Gobernaciones e Intendencias surgieron a lo largo del país, además de iniciarse los estudios para la construcción del edificio del Congreso Nacional.

Se reorganizó la Hacienda Pública, se modificó el sistema tributario y se implantó el impuesto denominado “catastro”, el que reemplazó al antiguo “diezmo”.

Con el objeto de favorecer la subdivisión de la propiedad rural, se exoneró del pago de un impuesto por la venta de fundos parcial a distintas personas. Era el anticipo de una reforma agraria. Se estableció la Caja de Crédito Hipotecario y la Caja de Ahorros de los Empleados Públicos. Se abolieron definitivamente los mayorazgos, se desarrolló la colonización de los terrenos baldíos del Estado, se impulsó la colonización extranjera y se fundó Punta Arenas.

En materia de obras públicas, en Santiago se terminó de construir la Penitenciaría, se edificó la Casa de Orates y se inició la construcción del Palacio del Congreso; en Valparaíso, se mejoraron notablemente los almacenes de aduanas y en distintos puntos de la costa se instalaron faros.

En el orden educacional, entre 1851 y 1861 se establecieron más de 500 escuelas públicas de ambos sexos, las que sumadas a las que existían y a las escuelas municipales, permitieron aumentar a más de 900 los planteles de enseñanza primaria. Además, fueron creadas numerosas bibliotecas populares en los distintos centros provinciales, se fundaron escuelas de minería, en Copiapó, y de comercio en Quillota, y se creó la de Sordomudos en Santiago.

La educación secundaria también prosperó. El Instituto Nacional fue ampliado y pudo atender a mil alumnos; se fundaron liceos en Chillán y Valdivia, agregándose a los que ya existían en Valparaíso, Concepción, Cauquenes, Talca y La Serena; y se amplió la reforma al plan de estudios, iniciada en el segundo año del Gobierno de Bulnes, a todos los establecimientos del país.

En el orden institucional, durante su mandato se dictó el Código Civil y la Ley de Municipalidades
__________________
Enuma ilu awiluma, ardu shamash apkallu baru, nergal ina ramanisu
annu ki-utu-kam ilu, Parak simati, muballit mitte, nergal allatu mellamu mesaru
la tapallah annuaki, kettu puluthu qillatu, Erset la tari eimmu, ina ramanisu melammu
baru dinau, allatu nergal, sar kissati, Nergal allatua, allatu adapa
ina ramaniusue

hápax legómenon

Última edición por D2 fecha: 12-04-2007 a las 02:53:42
D2 is offline  
Antiguo 12-04-2007, 02:50:31   #2
D2
.:: Killer Admin ::.
 
Avatar de D2
 
Fecha de Ingreso: Nov 2003
Ubicación: Lemuria
Mensajes: 18.970
José Joaquín Pérez (1861 - 1871)


Nació en Santiago el 6 de marzo de 1801. Sus padres fueron Santiago Pérez Salas y de María de la Luz Mascayano Larraín. Efectuó sus estudios en la Academia de San Luis y en el Instituto Nacional, graduándose más tarde de abogado.
Regidor por Santiago, en 1826 fue electo diputado. Ese mismo año inició una carrera diplomática como Secretario de la Legación de Chile en Washington, que continuó en Europa al ser designado Cónsul en Bruselas en 1829, y más tarde en Londres y París.

De regreso en Chile, fue electo diputado por Santiago en 1834, pero otra vez debió salir del país al ser designado Ministro Plenipotenciario (Embajador) de Chile en Buenos Aires.

De nuevo en territorio nacional, José Joaquín Pérez fue diputado en diferentes períodos, ocupando la Vice Presidencia y la Presidencia de la Cámara en diversas ocasiones. Fue también Ministro de Estado en las carteras de Hacienda e Interior; Consejero de Estado y Senador de la República, ocupando además la vice presidencia y la presidencia de esa corporación.

En medio de un ambiente convulsionado por las pasiones político partidistas, fue candidato de unidad a la Presidencia de la República, ejerciendo el cargo durante 10 años. Concluido su mandato se incorporó nuevamente al Senado y fue designado Consejero de Estado.

Retirado de la vida pública, murió el 1 de julio de 1889.

Su Gobierno:

A lo largo de todo su Gobierno, más que un conductor, José Joaquín Pérez fue un árbitro de contiendas partidistas. Pese a ello, no se limitó la realización de importantes obras; creó la provincia de Llanquihue, aumentó el trazado ferroviario y apresó al aventurero francés Orilie Antoine de Tounnes, quien se había auto proclamado Rey de la Araucanía y la Patagonia.

Parte de su tiempo lo ocupó en servir de árbitro internacional en el pleito de Argentina y Gran Bretaña, fallando a favor del primer país. Cabe advertir que sólo Pérez y Ulises Grant, Presidente de Estados Unidos, fueron –hasta ese momento- los únicos Mandatarios que sirvieron de árbitros en contiendas internacionales.

Pérez inició la incorporación definitiva de la Araucanía, al aprobar el plan que le presentó el coronel Cornelio Saavedra, a quién nombro Comandante en Jefe del Ejército de Operaciones sobre el territorio Araucano, al mismo tiempo que Intendente y Comandante General de Armas.

Expandió el ferrocarril del sur hasta Curicó y el del norte se aumentó con el tramo Coquimbo-La Serena. Ordenó levantar un mapa del territorio chileno que encargó a Amadeo Pissis y firmó un tratado de paz y amistad con Prusia. También le correspondió enfrentar el conflicto bélico con España, a raíz de las reclamaciones que ese país realizó por posesiones en el Pacífico. El conflicto se inició con la ocupación por la escuadra española de las islas Chinchas, de soberanía peruana. Chile reclamó airadamente –prensa mediante- contra la presencia española en el Pacífico.

En respuesta a ello, el almirante Pareja (hijo del brigadier que había invadido Chile durante la emancipación del país) amenazó con bloquear y bombardear Valparaíso. Fue así como la débil marina chilena, que sólo contaba con una embarcación importante, La Esmeralda, efectuó una osada acción naval, apoderándose de La Covadonga el 26 de noviembre de 1865, lo que provocó el suicidio del jefe militar español. Su sucesor, Casto Méndez, replicó bombardeando el principal puerto chileno el 31 de marzo de 1866, provocando el repudio de la comunidad internacional.

Durante su segundo período presidencial, Pérez llevó adelante una importante reforma constitucional. Ésta significó el término de los Gobiernos de decenios, al establecer que el Presidente de la República duraría cinco años en su cargo y no podría ser reelecto.

También le correspondió a Pérez dictar el Código de Comercio, la firma de un tratado de límites con Bolivia y el avance de la frontera hasta el río Malleco.


Federico Errázuriz Zañartu (1871 - 1876)


Nació en Santiago el 25 de abril de 1825. Sus padres fueron Francisco Javier Errázuriz Aldunate y Josefa Zañartu Manso de Velasco. La compleja situación económica por la que atravesaba su familia obligó a Errázuriz a abandonar el colegio de Romo e ingresar al Seminario Conciliar, con una beca conseguida por su tío, el Arzobispo Valdivieso. En este marco, se sintió llamado al sacerdocio, recibiendo las órdenes menores. Posteriormente estudió Derecho en la Universidad de Chile, recibiéndose de abogado en 1846. Dos años después se graduó en Teología en la misma Universidad.
Electo diputado en 1849, al declararse el Estado de Sitio, fue detenido y desterrado a Lima. De regreso, participó activamente en la revolución de 1851. Fue regidor por Santiago y como tal encabezó la oposición contra el Gobierno. Electo diputado en 1855, su activa participación en los conatos revolucionarios de 1859 lo condujo nuevamente a prisión.

Intendente de Santiago en 1863, fue después Ministro de Justicia, Culto e Instrucción Pública, y posteriormente Ministro de Guerra y Marina. En 1867 fue elegido Senador de la República y en 1871 venció a José Tomás Urmeneta en las elecciones presidenciales.

El 20 de julio de 1877, un año después de terminado su mandato, muere víctima de un ataque cardíaco.

Su Gobierno:

Durante su administración, creó el Ministerio de Relaciones Exteriores, al que organizó como una Cancillería Europea; dotó al país de un fuerte poder naval; estableció un arbitraje con Argentina y firmó un tratado con Bolivia.

En materia de obras públicas, se preocupó del avance del ferrocarril, que se extendió hasta Algol, e impulsó la construcción del malecón de Valparaíso, el edificio del Congreso Nacional y el de la Universidad. Junto al intendente de Santiago, Benjamín Vicuña Mackenna, remodeló el cerro Santa Lucía, creó el Parque Cousiño y abrió el Camino de la Cintura. También construyó hospitales como El Salvador y el San Vicente.

En 1874 promulgó el Código Penal y, al año siguiente, la Ley Orgánica de Tribunales. También promulgó las leyes sobre libertad de prensa y libertad de culto, y legisló a favor de los disidentes de la religión católica, permitiendo su entierro en los cementerios generales.

Junto a ello, Errázuriz introdujo importantes cambios a la Constitución de 1833, entre las que destaca la reforma al sistema electoral.


Aníbal Pinto Garendia (1876 - 1881)


Nació en Santiago el 15 de marzo de 1825. Hijo del ex Presidente de la República, general Francisco Antonio Pinto Díaz, y de la argentina Luisa Garmendia Alurralde. Realizó sus estudios en el Colegio Argentino de Santiago y en el Instituto Nacional. Culto.
A los 20 años de edad, ingresó como oficial en la Legación chilena ante la Santa Sede, regresando a Chile en 1850. Dos años más tarde fue electo diputado, ocupando este cargo por varios períodos. Más tarde fue Senador y en 1861 fue nombrado Intendente de Concepción, cargo que desempeñó durante 10 años.

En 1871, el Presidente Errázuriz lo nombró Ministro de Guerra y Marina, desde donde saltó a la contienda presidencial, primero en oposición a Miguel Luis Amunátegui, a quien derrotó en la convención liberal, y más tarde contra Benjamín Vicuña Mackenna, a quien venció en las definitivas.

Terminado su mandato, una deuda contraída con su garantía personal lo llevó a vender todos sus bienes, trasladándose a una modesta casa cerca de la Plaza Victoria, en Valparaíso. Pese a recibir reiteradas ofertas para ocupar cargos de senador o embajador en distintos países europeos, Pinto decidió mantenerse con los honorarios que Ferrocarriles le cancelaba por ser traductor.

Su Gobierno:

Su Gobierno se inició en medio de una aguda crisis económica agravada por las fuertes lluvias de 1876, que botaron puentes, cortaron caminos y destruyeron vías férreas. A esto se sumó el terremoto del 9 de mayo de 1877, que destruyó los puertos del norte y numerosas poblaciones.

Fue en este contexto que se dictó la Ley de Inconvertibilidad del Billete Bancario, a fin de enfrentar la depreciación de los títulos de crédito del Estado y los de créditos bancarios, lo que ocasionó más de alguna molestia opositora. Pese a ello, Pinto logró promulgar una importante reforma constitucional y preparar la ley de cementerios laicos.

Sin embargo, fue el tema internacional el que marcó el Gobierno de Pinto. Durante su administración estalló la Guerra del Pacífico, enfrentando exitosamente la primera etapa del conflicto. Logró la neutralidad de Argentina y derrotó en la guerra a Bolivia y Perú. Ocupó Antofagasta y Tarapacá e incorporó la riqueza salitrera a las arcas fiscales chilenas.

Asimismo, logró manejar adecuadamente las relaciones con Argentina, firmando, el 23 de julio de 1881, el tratado en virtud del cual se reconoció la soberanía chilena sobre el Estrecho de Magallanes, la parte occidental de la Tierra del Fuego, las islas al poniente de ella, el canal Beagle y las islas ubicadas al sur de él.


Domingo Santa María (1881 - 1886)


Nació en Santiago el 14 de agosto de 1825. Hijo de Luis José Santa María González y de Ana Josefa González Morandé. Efectuó sus estudios secundarios en el Instituto Nacional y los superiores en la Universidad de Chile, titulándose de abogado en 1847.
Ingresó a trabajar en el Ministerio de Justicia, donde alcanzó el rango de Oficial Mayor. Paralelamente se desempeñó como secretario de la Sociedad del Orden, destinada a combatir el pensamiento liberal.

A los 23 años fue nombrado Intendente de Colchagua. Su labor intervencionista en las elecciones le propinó la odiosidad de la oposición, que lo criticó ácidamente. Dos años más tarde se le pidió la renuncia y ante su negativa fue destituido. A partir de entonces se convierte en opositor y liberal, participando de la revolución de 1851.

En 1856, el denominado “problema del sacristán” confrontó al Gobierno con la Iglesia. Santa María apartó al Arzobispo, pasando de liberal a ultramontano.

Fue electo diputado en 1858 y un año después se autoexilia en Europa como consecuencia de los conatos revolucionarios de ese año. De regreso, se retiró del frente político y se refugió en su profesión, alcanzando el grado de Fiscal de la Corte de Apelaciones de Santiago. En medio del conflicto con España, Santa María se mostró profundamente americanista y escribió encendidos artículos periodísticos que le valieron nombradía nacional.

Volvió a la política como diputado, siendo vicepresidente de la Cámara. Prestó además servicios diplomáticos al país y en premio de esa labor fue nombrado Ministro de la Corte de Apelaciones y Consejero de Estado.

En marzo de 1879 fue elegido Senador de la República. Iniciado el conflicto del Pacífico, ocupó la cartera de Relaciones Exteriores y poco después la del Interior. Desde ese cargo condujo la guerra y logró importantes triunfos.

A punto de expirar el mandato de Pinto, Santa María surgió como el candidato natural, y aunque en principio el general Baquedano se había presentado a la elección, su renuncia lo dejó como candidato único.

Gobernó durante cinco años y terminado su mandato continuó una labor legislativa como presidente del Senado.

Murió el 18 de julio de 1889 de un ataque al corazón.

Su Gobierno:

Condujo brillantemente la guerra del Pacífico en su segunda etapa y consiguió concluirla con logros importantes para el país. Ocupó Lima y firmó el 29 de octubre de 1883 el tratado de Ancón, que puso término al conflicto. Un año más tarde se firmó una tregua con Bolivia y Chile se retiró victorioso de la Guerra.

En cuanto a los conflictos entre Estado e Iglesia, se llegó a un rompimiento de relaciones con El Vaticano. Agilizó la Ley de Cementerios Laicos y se dictaron las leyes de matrimonio civil y de registro civil.

Logró pacificar la Araucanía, modificó la Constitución Política y organizó la administración centralizada del ferrocarril; inauguró la telefonía con una línea entre Santiago y Concepción e introdujo el alumbrado eléctrico.


José Manuel Balmaceda (1886 - 1891)


Nació en la hacienda de Bucalemu el 17 de julio de 1849. Hijo de Manuel José Balmaceda Ballesteros y de Encarnación Fernández Salas. Estudió en los Sagrados Corazones y terminó sus humanidades en el Seminario Conciliar.
Político liberal, miembro del denominado Club de la Reforma, diputado por varios períodos y senador de la República. Al iniciarse la Guerra del Pacífico fue nombrado representante de Chile en Argentina, con el objeto de obtener la neutralidad de ese país y el arreglo de los problemas limítrofes.

Como Ministro de Relaciones Exteriores enfrentó en 1881 el término de la controversia con Perú. En 1882 asumió la cartera de Interior. Candidato a la Presidencia de la República, obtuvo un amplio triunfo el 25 de junio de 1886.

Su Gobierno:

En la primera parte de su Gobierno, dio gran impulso a la enseñanza pública, edificó escuelas en casi todas las ciudades del país y fundó el primer liceo de niñas (actual Liceo 1 "Javiera Carrera"). Fundó también el Instituto Pedagógico, destinado a formar profesores para la enseñanza secundaria, inició la construcción del Internado Nacional Barros Arana, contrató profesores alemanes e implantó el sistema concéntrico en reemplazo del viejo sistema de ramos sueltos, promocionando el conocimiento científico por sobre el concepto de “la letra con sangre entra”.

Fecundo en obras, en Santiago canalizó el Mapocho y ordenó la construcción de la Cárcel Pública y del Hospital Clínico para mujeres. En el resto del país, mejoró la infraestructura portuaria con la instalación de grandes grúas; construyó más de mil kilómetros de vías férreas y realizó notables obras de ingeniería, tales como los viaductos de Malleco y Bío-Bío.

En el orden internacional, restableció las relaciones con la Santa Sede, lo que permitió que se nombrara a Mariano Casanova como Arzobispo de Santiago. También durante su Gobierno se incorporó la Isla de Pascua al territorio nacional.

En materia política, desde 1890 se fueron gestando fuertes discusiones entre el Presidente y el Parlamento, cuya mayoría deseaba interpretar la Constitución de 1833 como Parlamentarista en contra de la voluntad del Presidente. Además, se fueron dividiendo las opiniones en torno a la política salitrera de la Presidencia y el dinero de los capitalistas salitreros compró más de una voluntad en contra del Ejecutivo. Los ánimos se fueron encendiendo, el Presidente no deseaba gobernar con el Parlamento y ellos le negaban a Balmaceda cualquier propuesta.

Las diferencias se profundizaron a tal punto, que el Parlamento no aprobó la ley de Presupuesto para 1891 y el Presidente respondió validando el presupuesto del año anterior. Ello lo ponía al margen de la Constitución. El Parlamento lo destituyó y el Presidente respondió disolviendo el Congreso. La Guerra Civil de 1891 estalló.

Tras ocho meses de combates en tierra y mar, los partidarios del Congreso triunfaron. Balmaceda debió entregar el poder al general Baquedano, quien se había mantenido neutral, y se asiló en la legación argentina. Restablecido el orden, Balmaceda se quitó la vida el 19 de septiembre de 1891, fecha de término de su mandato constitucional como Presidente.


Jorge Montt (1891 - 1896)


Nació en Casablanca el 26 de abril de 1846. Hijo de Antonio Montt Ojeda y de María Alvarez. Ingresó a la Escuela Naval en 1858 y se graduó de guardiamarina en 1861. Embarcado en la Independencia, participó en la captura de la nave española Covadonga en 1865. Participó en la ocupación de Antofagasta como capitán del O'Higgins y en el posterior desembarco de Pisagua.
Producto de un enfrentamiento verbal con el almirante Riveros, fue hecho prisionero, siendo liberado por expresa petición del Presidente de la República y del Ministro de Guerra, José Francisco Vergara. Absuelto en el proceso que se le siguió, estuvo a cargo del Blanco Encalada y asumió más tarde la Comandancia en Jefe de la flota. Entre 1884 y 1887 estuvo en Europa y a su regreso fue designado Gobernador Marítimo de Valparaíso.

En 1891 participó, junto a toda la Armada, en la Guerra Civil que derrocó al Presidente Balmaceda. Restablecida la normalidad, los partidos políticos lo designaron candidato a la Presidencia de la República, resultando electo.

Finalizado su mandato regresó a la Armada, asumiendo la Dirección General hasta su retiro en 1915. No obstante, Jorge Montt continuó participando en temas públicos. Nominado Alcalde de Valparaíso, sirvió a la ciudad entre 1815 y 1918. Murió en Santiago el 8 de octubre de 1922.

Su Gobierno:

Dictó una Ley de Amnistía que benefició a sus adversarios políticos y ratificó las reformas constitucionales aprobadas en el Gobierno anterior. Creó el Consejo de Defensa Fiscal y se dictó una Ley de Conversión Metálica. Dio término al dique de Talcahuano, iniciado en el Gobierno anterior, y dictó la Ley de Comuna Autónoma, cuya aplicación fracasó.

Se pagó indemnización a los extranjeros perjudicados por la guerra y debió aceptase la resolución de conflicto limítrofe planteado con Argentina por la Puna de Atacama.


Federico Errázuriz Echaurren (1896 - 1901)


Nació en Santiago el 16 de diciembre de 1850. Era hijo del Presidente de la República Federico Errázuriz Zañartu y de Eulogia Echaurren García Huidobro. Estudió en el Colegio San Ignacio, en el Instituto Nacional y en la Universidad de Chile, recibiéndose de abogado en 1876.
No ejerció su profesión sino que se hizo agricultor en Colchagua, donde aprendió la socarronería campesina de la que solía hacer gala. Político por herencia familiar, fue diputado entre 1876 y 1894, año en el que fue electo senador de la República. Conciliador por excelencia, aceptó el Ministerio de Guerra durante la administración Balmaceda. Estallado el conflicto, y aunque partidario de los revolucionarios, Errázuriz no participó, refugiándose en las termas de Cauquenes con el pretexto de enfermedad.

Delicado de salud viajó a Europa para someterse a una intervención quirúrgica. A su regreso, en 1894, fue elegido Senador, Consejero de Estado y Ministro de Justicia, Culto e Instrucción Pública.

Candidato liberal a la Presidencia de la República, obtuvo el apoyo del Partido Conservador, derrotando en las urnas a Vicente Reyes. Muere el 12 de julio de 1901 sin alcanzar a terminar su mandato.

Su Gobierno:

Durante su administración se estableció el sistema concéntrico en la enseñanza secundaria y se aumentaron los recursos del Museo Etnográfico, del Jardín Botánico y del Observatorio Astronómico. También se mejoró el sistema carcelario y la administración de justicia. En materia de obras públicas se aumentaron las vías férreas, los caminos y los puentes.

En el orden internacional, el problema de límites entre Chile y Argentina ocupó la mayor parte de su tiempo. Según el tratado de 1891, el límite lo marcaba el principio del divorcio de las aguas, es decir, la línea que une los puntos de donde se desprenden los ríos hacia los dos océanos, Argentina sostuvo que ese límite debía ceñirse a la línea que une las altas cumbres de Los Andes, lo que suscitó entre ambos países una fuerte controversia. La guerra se evitó con el arbitraje del rey de Inglaterra, Eduardo VII. En 1899, el Presidente Errázuriz y su homólogo argentino se dieron cita en Punta Arenas, donde sellaron la paz con el llamado “Abrazo del Estrecho”.

A su muerte fue reemplazado por Aníbal Zañartu, quien asumió en calidad de Vicepresidente de la República.


Germán Riesco (1901 - 1906)


Nació en Rancagua el 28 de mayo de 1854. Hijo de Mauricio Riesco Droguett y de Carlota Errázuriz Zañartu. Estudió en el Seminario de Santiago, en el Instituto Nacional y posteriormente en la Universidad de Chile, desde donde egresó como abogado en 1875.
Dos años antes había ingresado como procurador al Ministerio de Justicia, donde permaneció por 17 años hasta alcanzar el cargo de Primer Oficial en 1890. Ese año fue nombrado Relator de la Corte de Apelaciones y más tarde Fiscal de la Corte Suprema de Justicia.

Abandonó la judicatura en 1898 y se dedicó al ejercicio de su profesión ganando una gran notoriedad. Integró el Directorio del Banco de Chile y se desempeñó como consejero en política exterior y en economía de su primo y cuñado, el Presidente Errázuriz Echaurren.

En 1900 fue electo Senador y un año más tarde fue nominado candidato de la Alianza Liberal a la Presidencia de la República. Efectuada las elecciones presidenciales triunfó por amplio margen derrotando a Pedro Montt.

Una vez concluido su mandato, y ya retirado a la vida privada, falleció el 8 de diciembre de 1916.

Su Gobierno:

Dictó los Códigos de Procedimiento Civil y Penal. Siguiendo la política internacional de Errázuriz Echaurren, firmó con Argentina los Pactos de Mayo, que consistieron en un acuerdo celebrado el 28 de mayo de 1902, que convino una limitación de armamentos y una equivalencia naval, estipulándose, además, la neutralidad de Chile en los asuntos de Argentina en el Atlántico y neutralidad de Argentina en los asuntos de Chile en el Pacífico. Firmó también con Bolivia, en 1904, el tratado de paz que dio a Chile la posesión definitiva de Antofagasta.

En materia carcelaria, creó el cuerpo de Gendarmes. En las últimas semanas de su administración, el 16 de agosto de 1906, un fuerte terremoto afectó la zona central del país, destruyendo gran parte de Valparaíso.


Pedro Montt (1906 - 1910)


Nació en Santiago el 29 de junio de 1849. Hijo del Presidente de la República Manuel Montt Torres y de Rosario Montt Goyenechea. Cursó sus estudios en el Instituto Nacional y los superiores de Derecho en la Universidad de Chile.
Abogado a los 20 años, fue elegido diputado en 1876 y reelegido para sucesivas legislaturas en los años posteriores, siendo presidente de la Cámara en 1898. Fue también Senador de la República en 1900.

Fue Ministro de Justicia, Culto e Instrucción Pública en 1886 y de Obras Públicas en 1887. Admirador de Balmaceda, se alejó de su lado cuando fue testigo de maniobras políticas reñidas con la democracia. Ocupó más tarde la cartera de Hacienda.

Con el triunfo de los partidarios del Congreso en la Revolución de 1891, Montt fue nombrado Ministro Plenipotenciario en Washington. A su regreso al país fue electo nuevamente diputado, y ocupó la cartera del Interior en el Gobierno de Jorge Montt.

A la muerte del Presidente Errázuriz Echaurren fue candidato a la Presidencia de la República y resultó derrotado por Germán Riesco. Viajó a Europa y a su regreso, en 1903, se integró al Senado. Un año después fue nuevamente nominado candidato a Presidente por la Unión Nacional, obteniendo esta vez el sillón de los Mandatarios.

Falleció en Alemania antes de terminar su período, el 16 de agosto de 1910.

Su Gobierno:

Dedicó su mayor empeño a un extenso plan de obras públicas destinado a reconstruir la zona del país que había sido destruida por el terremoto. Se abocó, además, a completar la construcción del ferrocarril longitudinal que uniría el país de Tacna a Puerto Montt, inauguró el ferrocarril transandino, que une Los Andes con Mendoza, y construyó el Palacio de Bellas Artes.

Gravemente enfermo, debió trasladarse a Alemania en busca de una recuperación, pero falleció al llegar a Bremen, el 16 de agosto de 1910. El vicepresidente Elías Fernández Albano, en quien Montt había delegado sus facultades, falleció también poco tiempo después, debiendo ser subrogado por su Ministro más antiguo, Emiliano Figueroa Larraín, a quien correspondió presidir las fiestas del Centenario de la Independencia, en septiembre de 1910.


Ramón Barros Luco (1910 - 1915)


Nació en Santiago el 9 de junio de 1835. Hijo de Ramón Luis Barros Fernández y de Dolores Luco Fernández. Cursó sus estudios en el Instituto Nacional y siguió luego la carrera de Derecho, titulándose en 1858.
Fue electo Diputado en 1861, ingresando a trabajar más tarde al Ministerio del Interior como Oficial Mayor. Ministro de Hacienda y del Interior en más de una ocasión y Ministro de Industria.

Ante la pugna entre el Parlamento y el Ejecutivo, tomó partido por el Congreso. Firmó el acta de deposición de Balmaceda e integró, como vocal, la Junta de Gobierno que finalmente lo derrocó.

Fue Vicepresidente de la Cámara y Presidente del Senado. Ocupó también el cargo de Ministro Plenipotenciario de Chile en París y cuando el Presidente Riesco estuvo enfermo, ocupó la Vicepresidencia de la República.

Fue electo Presidente de la República como candidato de la Alianza Liberal. Al término de su mandato, se dedicó a las labores de beneficencia pública hasta su muerte, el 20 de septiembre de 1919.

Su Gobierno:

Durante su período fue fundada la Escuela de Aviación, en 1913; comenzó la construcción del edificio de la Biblioteca Nacional; y se construyó el ferrocarril Arica a La Paz, destinado a dar salida al Pacífico a los productos bolivianos, según lo estipulado en el Tratado de 1904 en compensación por la pérdida de Antofagasta.

Al término de su mandato, con el fin de ayudarse recíprocamente en caso de agresión, se firmó entre Chile, Brasil y Argentina un convenio conocido como el Tratado ABC.

También hubo de hacer frente a los trastornos que originó el estallido de la Guerra Mundial en 1914, conflicto que generó un aumento del consumo del salitre, con cuyos consiguientes mayores ingresos se aumentó el gasto en obras públicas.


Juan Luis Sanfuentes (1915 - 1920)


Nació en Santiago el 27 de diciembre de 1858. Hijo de Salvador Sanfuentes Torres y de Matilde Andonaegui González. Cursó sus estudios en el Instituto Nacional y los superiores de derecho en la Universidad de Chile, titulándose de abogado en 1879.
Después de terminada la Guerra del Pacífico, donde prestó servicios como profesional, se hizo de una fortuna con incursiones en la Bolsa de Comercio, lo que le permitió llevar una vida holgada.

Oculto en las sombras mientras su hermano Enrique Salvador era figura política, emergió de ahí luego que éste se retirara a la vida privada. Electo Senador en 1903, se convirtió en el político más influyente de su época. Fue Ministro de Hacienda en 1901 y en 1906 Presidente del Senado.

Incuestionable rector de la política nacional, fue conocido como “el Presidente sin banda”. En su residencia instaló su oficina política, llamada por todos como “La casa azul”, donde recibía a políticos de alta y baja graduación y aprobaba o rechazaba Ministerios.

Su candidatura a Presidente fue levantada por una alianza compuesta por conservadores, nacionales y liberales democráticos. En las urnas el resultado fue incierto, pues si bien Sanfuentes obtuvo más electores, su rival, Emiliano Figueroa, sumó más votos, y como ninguno alcanzaba la mayoría absoluta, el Congreso debió decidir, optando por él.

Terminó su mandato presidencial en medio del abucheo colectivo, y falleció retirado en su fundo, cerca de Talca.

Su Gobierno:

El primer problema que Sanfuentes debió resolver fue el de la neutralidad de Chile frente al conflicto internacional. Posteriormente, su administración se preocupó principalmente de la instrucción del pueblo, construyendo numerosos establecimientos educacionales en Santiago, Valparaíso y Concepción.

Dictó la Ley de Instrucción Primaria Obligatoria, el 26 de agosto de 1920, además de leyes sobre accidentes del trabajo y descanso dominical en beneficio de empleados y obreros.

Su Gobierno se caracterizó asimismo por un constante cambio de Gabinetes en la mayor y más absurda aplicación de un mal llamado sistema parlamentario en Chile.
__________________
Enuma ilu awiluma, ardu shamash apkallu baru, nergal ina ramanisu
annu ki-utu-kam ilu, Parak simati, muballit mitte, nergal allatu mellamu mesaru
la tapallah annuaki, kettu puluthu qillatu, Erset la tari eimmu, ina ramanisu melammu
baru dinau, allatu nergal, sar kissati, Nergal allatua, allatu adapa
ina ramaniusue

hápax legómenon
D2 is offline  
Antiguo 12-04-2007, 02:51:25   #3
D2
.:: Killer Admin ::.
 
Avatar de D2
 
Fecha de Ingreso: Nov 2003
Ubicación: Lemuria
Mensajes: 18.970
Arturo Alessandri Palma (1920 - 1925)


Nació en la hacienda de Longaví, provincia de Linares, el 20 de diciembre de 1868. Hijo de Pedro Alessandri y de Susana Palma Guzmán. Estudió en los Padres Franceses siguiendo luego la carrera de Derecho en la Universidad de Chile, titulándose de abogado. Mientras estudiaba entró a trabajar en la Biblioteca Nacional y más tarde en la Biblioteca del Congreso. Al estallar la Revolución de 1891 se inclinó por el partido del Congreso y desde un diario clandestino llamado “La Justicia” escribió contra el régimen de Balmaceda.
Triunfante la revolución, volvió a las aulas y en 1893 obtuvo su título de abogado. Político liberal, fue Diputado en 1897 y Ministro de Obras Públicas ese mismo año. Sucesivamente fue reelecto diputado, ejerciendo a la vez con notoriedad su profesión.

En 1913 ocupó la cartera de Hacienda, y en 1915 fue candidato a Senador por Tarapacá, alcanzando una alta figuración nacional.

La dura lucha que libró en el norte contra el cacique local, Arturo del Río, su defensa de los trabajadores y los cambios que propuso a favor de ellos, lo convirtieron en el líder. Llevó al Senado su oratoria brillante y en 1918 asumió el Ministerio del Interior, cartera que usó como una plataforma electoral.

Candidato a Presidente de la República por la Alianza Liberal, encendió al país en su campaña. Superó por escaso margen de votos a Luis Barros Borgoño y debió un tribunal de honor decidir sobre el resultado final.

Terminado su mandato volvió a la política activa. Siempre desde el Senado y en ocasiones desde los cuarteles, figuró en el primer plano de la vida nacional. Nuevamente electo Presidente de la República, a su retiro fue presidente del Senado, condición en la que lo sorprendió la muerte el 24 de agosto de 1950.

Su Gobierno:

Durante los tres primeros años de su Gobierno se dictaron leyes destinadas a proteger a las industrias y a la clase trabajadora. Entre éstas figuran la de Empleados Particulares, la Ley sobre la Vivienda, la de Empleados Públicos y Periodistas, y la Ley sobre Derechos Civiles de las Mujeres. Además, se creó el Banco Central.

El parlamentarismo de ese tiempo dio ocasión a enconadas luchas. El Presidente fue apoyado por la mayoría de la Cámara de Diputados, pero en la de Senadores existió una mayoría en su contra, la que derribó Ministerios con suma frecuencia. En marzo de 1924 se convocó a elecciones de senadores y diputados, correspondiendo el triunfo a la Alianza Liberal.

Cuando se reunieron las dos Cámaras, lo primero que preocupó a los congresales fue la dieta parlamentaria. Dejando a un lado asuntos de alto interés público, presentaron una ley que concedía 2 mil pesos mensuales a cada uno. Al votar la ley, un grupo de oficiales protestó desde las tribunas. Se organizó un Comité Militar que hizo presión sobre el Gobierno y lo obligó a firmar varias leyes urgentes y vetar la dieta parlamentaria.

Alessandri se resistió a estar bajo la autoridad del Comité Militar y presentó al Congreso la renuncia a su cargo, pero éste la rechazó y le concedió licencia por seis meses para ausentarse del país. Fue reemplazado por una Junta de Gobierno presidida por el Ministro del Interior, general Altamirano, e integrada por el almirante Neff y el general Bennett. Esta Junta disolvió el Congreso y aceptó la renuncia de Alessandri.

El 23 de enero de 1925 un grupo de oficiales jóvenes, dando un audaz golpe de Estado, apresó a los miembros de la Junta y organizó una nueva Junta de Gobierno, presidida por un civil, Emilio Bello, e integrada por el general Dartnell y el almirante Ward.

Así como en la primera Junta predominaron los elementos colisionistas, en la segunda les correspondió el turno a los aliancistas. Este Gobierno, en el carácter de provisional, llamó al Presidente Alessandri, que se hallaba en Roma, para que reasumiera su cargo. Éste regresó a Santiago el 20 de marzo de 1925, siendo recibido con verdadera apoteosis.

Alessandri abdica el 1 de octubre de 1925, siendo reemplazado por el Vicepresidente Luis Barros Borgoño.


Emiliano Figueroa Larraín (1925 - 1927)


Nació en Santiago el 12 de julio de 1866. Hijo de Francisco de Paula Figueroa Araoz y de Rosalía Larraín Echeverría, realizó sus estudios en el Colegio San Ignacio y los superiores de derecho en la Universidad de Chile, recibiéndose de abogado en 1889.
Balmacedista, al estallar la revolución fue tesorero de la campaña y al ser derrotado el Presidente se ocultó en las sombras, de donde emergió varios años después, cuando fue electo Diputado y reelecto en diversos períodos. Ocupó la Vicepresidencia de la Cámara y dos veces fue Ministro de Justicia.

En mayo de 1910 fue nombrado Ministro del Interior y con ocasión de la enfermedad del Presidente y posterior fallecimiento, ocupó la Vicepresidencia de la República.

Entregado el mando se trasladó como Embajador de Chile en España y después en Argentina. A su regreso fue nombrado Conservador de Bienes Raíces y en tal calidad integró el Tribunal de Honor que decidió acerca de las elecciones presidenciales de 1920.

Cuando tras el regreso de Arturo Alessandri ,y debido a la pertinacia del Ministro de la Guerra, éste presentó su renuncia, Figueroa emergió como el candidato de unidad de todos los partidos a la Presidencia de la República.

Su mandato sin embargo duró poco. Tras renunciar, fue Embajador de Chile en Perú y después Presidente del Banco Central. Murió el 16 de mayo de 1931.

Su Gobierno:

De actitud anodina, se dejó manejar por el Ministro del Interior, Carlos Ibáñez del Campo, que de apoco lo desplazó hasta hacerle renunciar el 17 de abril de 1927.


Carlos Ibañez del Campo (1927 - 1931)


Nació en Linares el 3 de noviembre de 1877. Hijo de Francisco Ibáñez y de Nieves del Campo. Estudió en el Liceo de Linares y en la Escuela Militar, desde donde egresó como alférez en 1898.
Sirvió en diversas unidades y fue enviado en comisión por el Gobierno de Chile a El Salvador, país donde permaneció durante seis años como instructor. A su regreso ocupó diversas plazas militares siendo las más importantes la de Director de la Escuela de Carabineros y Director de la Escuela Militar.

Como capitán, integró el Comité de Oficiales del Ejército, el que interrumpió el mandato constitucional de Arturo Alessandri y que después de mostrarse crítico respecto de la Junta de Gobierno presidida por el general Altamirano, pidió nuevamente el regreso de Alessandri.

Nombrado Ministro de Guerra, cuando Alessandri solicitó la renuncia de los Ministros, se negó ha hacerlo, provocando una crisis que terminó con la renuncia del Presidente.

El Presidente Emiliano Figueroa lo nombró Ministro del Interior y desde ese cargo ejerció el poder sin tapujos, eclipsando al Presidente y provocando su renuncia. Asumió entonces como Vicepresidente, y luego, siendo candidato único, fue elegido Presidente de la República.

Debió renunciar a su cargo y se exilió en Argentina. A su regreso participó en diversos conatos de alzamiento frustrados. El Partido Agrario Laborista lo postuló nuevamente como candidato a la Presidencia, y por segunda vez ocupó la Primera Magistratura de la Nación.

Retirado a la vida privada, murió el 28 de abril de 1960.

Su Gobierno:

Restauró el principio de autoridad y del orden alterado desde la caída de Alessandri y marcó el inicio de la intervención del Estado en la economía. Inició un activo plan de obras públicas, construyó caminos pavimentados, amplió el Palacio de La Moneda y edificó la casa Presidencial de Viña del Mar. Realizó la reforma policial, fusionando policías y Carabineros en un sólo cuerpo.

A su Gobierno se debe la solución del viejo litigio de Tacna y Arica, cuyas negociaciones se estudiaron sobre la base de la repartición, quedando en poder del Perú el Departamento de Tacna y en poder de Chile el de Arica, con el límite fronterizo en el Valle de Azapa.

Circunstancias políticas y económicas provocaron su caída el 26 de julio de 1931, ocupando la Vicepresidencia Juan Esteban Montero, a quien sucedió Manuel Trucco, bajo cuyo mandato se efectuaron las elecciones.


Juan Esteban Montero (1931 - 1932)


Nació en Santiago el 12 de febrero de 1879. Sus padres fueron Benjamín Montero y Eugenia Rodríguez. Cursó sus estudios en el San Ignacio y los superiores de Derecho en la Universidad de Chile, recibiéndose de abogado en 1901.
Brillante profesional, ejerció la cátedra universitaria en Derecho Romano y en Derecho Civil; paralelamente militó, aunque no en cargos directivos, en el Partido Radical.

Fue llamado por el ocasional Mandatario Pedro Opazo Cousiño para integrar su Gabinete en calidad de Ministro del Interior. Tras la renuncia de Opazo se convirtió en Vicepresidente de la República en 1831. Sin embargo, renunció al cargo para postularse a la Presidencia, siendo electo con una abrumadora mayoría.

Su Gobierno terminó por la acción golpista de sectores militares que instalaron en el poder a una Junta de Gobierno de tendencia socialista.

Falleció el 28 de febrero de 1948.

Su Gobierno:

Gobernó escasos meses. La crisis político-institucional y económica imperante predominó sobre la institucionalidad y ello precipitó su salida. El 4 de junio de 1932, un golpe de Estado encabezado por el coronel Marmaduke Grove y apoyado por la aviación, lo derrocó, generándose un período de desgobierno y de cambios políticos en que se sucedieron militares como Bartolomé Blanche, civiles de corte socialista como Carlos Dávila y personajes provenientes de la magistratura como Abraham Oyanedel

La Junta que derrocó al Presidente Montero proclamó la llamada “República Socialista”. Esta primera Junta estuvo integrada por el general Arturo Puga (r), Eugenio Matte Hurtado y Carlos Dávila. Marmaduque Grove, en tanto, asumió como Ministro de Defensa.

Sin embargo, las diferencias entre Grove y Dávila llevaron a la renuncia de éste último, quien reaparece el 16 de junio a la cabeza de un movimiento que derrocaría a la anterior Junta, relegando a Grove y Matte a Isla de Pascua.

Esta nueva Junta estuvo integrada por Nolasco Cárdenas y Alberto Cabero, y fue presidida por Carlos Dávila, quien gobernó entre el 16 de junio y el 13 de septiembre.

Tras la renuncia de Cabero y su reemplazo por Eliseo Peña Villalón, se conformó una nueva Junta, la que funcionó entre el 30 de junio y el 8 de julio. En esa fecha Dávila se erigió como Presidente Provisional de Chile.

El 13 de septiembre de 1932, tras varias semanas de conspiración, un nuevo golpe provocó la salida de Dávila del Gobierno. Asumió entonces el poder el general Bartolomé Blanche, quien convocó a elecciones presidenciales que dieron el triunfo a Arturo Alessandri Palma.


Arturo Alessandri Palma (1932 - 1938)


Su Segundo Gobierno:
Su Gobierno se destacó por el restablecimiento del orden institucional. Puso en aplicación la Constitución de 1925, terminó con la anarquía y para asegurar la estabilidad política dictó la Ley de Seguridad Interior del Estado.

En lo económico, apoyado por el Ministro Gustavo Ross, logró devolver la confianza al inversionista y permitió la prosperidad del país. Además, se construyó el Estadio Nacional y la Escuela de Derecho.

Sin embargo, su administración se vio ensombrecida por una de las mayores tragedias del país. El 5 de septiembre de 1938 se produjo la muerte de 63 jóvenes del Movimiento Nacional Socialista que se encontraban atrincherados en el edificio de la Caja del Seguro Obrero, quienes fueron acribillados -tras la orden del Presidente- por carabineros.


Pedro Aguirre Cerda (1938 - 1941)


Nació en Pocuro, cerca de Los Andes, el 6 de febrero de 1879. Hijo de Juan Bautista Aguirre Campos y de Clarisa Cerda Escudero. Realizó sus estudios en la escuela pública de Pocuro y de Calle Larga y terminó sus humanidades en el Liceo de San Felipe. En Santiago continuó su formación ingresando al Instituto Pedagógico, donde obtuvo el título de profesor en 1900.
Posteriormente ingresó a estudiar Derecho en la Universidad de Chile mientras ejercía como profesor en una escuela nocturna de la capital. Recibió su título de abogado en 1904. Seis años más tarde viajó a Europa y se instaló en París. Estudió Derecho Administrativo y Financiero en La Sorbonne, y Economía Política y Legislación Social en el Colegio de Francia.

De regreso en el país, se introdujo en el mundo político, siendo electo Diputado en 1915 y Ministro de Justicia en 1918.

Activo dirigente Radical, participó en las elecciones presidenciales que condujeron en 1920 a Alessandri al poder y transformó a su partido en una de las principales fuerzas políticas del país.

Senador en 1924, fue tres veces Ministro del Interior. Dueño en sociedad de la Viña Conchalí, al iniciarse el primer Gobierno de Ibáñez se le invitó a dejar el país, radicándose nuevamente en París.

A su regreso lideró al Partido Radical y como tal participó de la gestación del Frente Popular, del cual fue candidato presidencial.

Elegido Presidente de la República en una reñida elección contra Gustavo Ross, murió en el poder el 25 de noviembre de 1941.

Su Gobierno:

Inició su Gobierno en condiciones muy desfavorables a causa del terremoto de enero de 1939 que asoló las provincias de Linares, Maule, Ñuble y Concepción. Para paliar los efectos creó la Corporación de Reconstrucción y Auxilio.

Una de sus más fecundas iniciativas fue la creación de la Corporación de Fomento a la Producción, Corfo, organismo técnico que marcó el inicio del proceso de industrialización en el país. A Corfo se debe la instalación de numerosas obras de infrestructura que permitieron una mejor calidad a los ciudadanos.

Otro de los pilares de su administración fue la educación. No en vano el mismo había acuñado la frase “Gobernar es educar”. A él se debe la construcción de más de 500 escuelas y numerosas otras encaminadas a la educación profesional.

Debió enfrentar los problemas internacionales generados por La Segunda Guerra Mundial y el término de la Guerra Civil Española. También fijó los límites del Territorio Antártico Chileno.

Después de casi tres años de Gobierno, falleció el 24 de noviembre de 1941 víctima de una grave enfermedad. Conforme a las prescripciones constitucionales, asumió la vicepresidencia Jerónimo Méndez.


Juan Antonio Ríos (1942 - 1946)


Nació en el fundo Huichicura, en la provincia de Cañete el 10 de noviembre de 1888. Sus padres fueron Anselmo Ríos Gallardo y de Lucinda Morales. Estudió en una escuela de Cañete y continuó sus humanidades en el Liceo de Lebu y en el Liceo de Concepción. En esta ciudad se recibió de abogado en 1914.
Incorporado a la fila del radicalismo, se desempeñó en una misión diplomática en Panamá. A su regreso fue electo diputado en 1924 y formó parte de la Comisión Consultiva que estudió la nueva Constitución en 1925.

Presidente del Partido Radical, estuvo siempre por una mayor intervención del Estado en la economía y ello le llevó a colaborar con la llamada “República Socialista”, lo que le valió la expulsión del Partido Radical. Pese a ello, fue electo nuevamente al Parlamento y años después se reincorporó a su partido.

Durante el Gobierno de Aguirre Cerda, fue Presidente de la Caja de Crédito Hipotecario y a la muerte del Mandatario surgió como candidato a la Presidencia de la República.

Triunfó en las elecciones y se desempeñó como Primer Mandatario sin alcanzar a terminar su período. Víctima de una enfermedad debió abandonar el cargo el 17 de enero de 1946, falleciendo el 27 de junio de ese mismo año.

Su Gobierno:

Le correspondió decretar, en 1943, la ruptura de relaciones con los países del Eje: Alemania, Japón e Italia, y en 1945 declaró el estado de guerra con Japón.

Ese mismo año realizó una gira continental que duró 60 días, llegando a Estados Unidos y Canadá. Junto a ello, promulgó la Ley que creó los premios anuales de Literatura y de Arte. Además, en diciembre de 1945 se descubrieron en Magallanes los yacimientos petrolíferos de Springhill (Cerro Manantiales).

A raíz de su enfermedad y posterior muerte, asumió como Vicepresidente de la República Alfredo Duhalde, quien en vísperas de las elecciones presidenciales renunció al cargo, sucediéndolo Juan Antonio Iribarren.


Gabriel González Videla (1946 - 1952)


Nació en La Serena el 22 de noviembre de 1898. Hijo de Gabriel González Castillo y de Teresa Videla Zepeda. Estudió en el Liceo de La Serena y más tarde en la Universidad de Chile, recibiéndose de abogado en 1922.
Se hizo periodista y participó activamente en la Juventud Radical. Tras realizar el servicio militar, fue además oficial de Ejército, siendo enrolado a raíz de la llamada “guerra de don Ladislao”.

En 1926 pronunció en La Serena un encendido discurso contra el militarismo de Ibáñez, a raíz de lo cual éste ordena su detención. Se refugió en el Club Social de esa ciudad y solo salió de allí cuando la Corte de Apelaciones acogió un recurso de amparo presentado en su favor.

Perseguido por Ibáñez se presentó como candidato a Diputado en 1930. En 1932 fue elegido presidente de su partido y años después fue nuevamente elegido diputado. Encabezó el Frente Popular en 1936.

Durante la administración de Aguirre, fue Embajador de Chile en Francia, Bélgica y Luxemburgo. Viajó a Europa justo en los momentos en que estalló la Segunda Guerra Mundial. Más tarde se desempeñó como Embajador en Brasil.

Fue elegido Senador en 1945 y un año después fue nominado candidato a la Presidencia de la República por el Frente Popular.

Ejerció la Presidencia y una vez terminado su mandato se acogió a la vida privada. En 1972 renuncia al partido de toda su vida. Nombrado Consejero de Estado durante el Gobierno de Augusto Pinochet, muere el 20 de agosto de 1980.

Su Gobierno:

Gobernó al principio con los partidos que integraban el Frente Popular, dejando más tarde fuera a los comunistas y organizando un Ministerio de concentración nacional en el que tuvieron representación los partidos de derecha.

Restituyó las facultades extraordinarias, y en 1947 declaró al PC fuera de la Ley. Posteriormente rompe relaciones diplomáticas con Rusia. A principio de 1848 hizo un viaje al territorio de la Antártida, que duró 15 días.

Inauguró la planta siderúrgica de Huachipato e instaló la planta refinadora de cobre de Paipote, cerca de Copiapó. A principios de 1952 promulgó la ley que creó la Universidad Técnica del Estado.


Carlos Ibañez del Campo (1952 - 1958)


Su Segundo Gobierno:
Asumió la Presidencia después de obtener una amplia mayoría y derrotar en las urnas a Artuto Matte, Pedro Enrique Alfonso y Salvador Allende.

Enfrentado a una crisis económica, debió soportar una ola de huelgas y contrató a la Misión Klein Saks para que estudiaran soluciones que nunca se aplicaron.

Creó el Banco del Estado en 1953, contribuyó a la fundación del BID y convirtió a Arica en puerto libre.

Importante fue la aprobación de la ley que instauró la Cédula Única Electoral que fue impresa por la Dirección del Registro Electoral, con lo cual se evitaron los múltiples cohechos que se habían producido en el pasado.


Jorge Alessandri Rodriguez (1958 - 1964)


Nació en Santiago el 19 de mayo de 1896. Hijo del Presidente de la República Arturo Alessandri Palma y de Rosa Ester Rodríguez Velasco. Cursó sus estudios en el Instituto Nacional y los superiores en la Universidad de Chile, recibiéndose de ingeniero en 1919.
Catedrático en la Universidad de Chile y funcionario de la Dirección de Obras Públicas, de Ferrocarriles del Estado y de la Dirección de Pavimentación.

Diputado en 1926 y presidente de la Caja de Crédito Hipotecario en 1932. Presidente de la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones y más tarde presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio.

Fue Ministro de Hacienda en 1947. Senador por Santiago y candidato a la Presidencia de la República, triunfó en las elecciones, derrotando a Salvador Allende, líder de la izquierda.

Al concluir su mandato, volvió a la Presidencia de la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones y fue candidato a la Presidencia de la República en 1970, siendo derrotado por Salvador Allende.

En julio de 1976 fue nombrado miembro del Consejo de Estado, cargo al que presentó su renuncia en 1980. Murió el 31 de agosto de 1986.

Su Gobierno:

Al inicio de su mandato obtuvo el respaldo del Congreso para dictar la Ley de Facultades Económicas y Administrativas a fin de dar un ordenamiento interno en las finanzas de la nación. Instituyó un nuevo régimen monetario que comenzó a regir desde enero de 1960, en el que desapareció el peso y se adoptó el escudo, equivalente a 1.000 pesos.

Promulgó la ley que creó en la provincia de Aysén, los departamentos de Aysén, Chile Chico y Coyhaique, y el departamento de Palena, en Chiloé.

El 21 de mayo de 1960 se produjo un violento sismo que asoló a gran parte de la zona sur del territorio, principalmente la ciudad de Valdivia.

Se abrieron en 1961 las compuertas del río Lauca, que lanzó gran parte de las aguas hacia el valle de Azapa, lo que originó una seria protesta diplomática del Gobierno boliviano.


Eduardo Frei Montalva (1964 - 1970)


Nació en Santiago el 16 de enero de 1911. Hijo de Eduardo Frei y de Victoria Montalva Martínez. Realizó sus estudios en el Instituto de Humanidades Luis Campino y los superiores en la Universidad Católica de Chile, titulándose de abogado en 1933.
Político, desde joven abrazó la causa del humanismo cristiano que se inspiraban en la doctrina social de la Iglesia. Militó en la juventud conservadora y fundó la Falange Nacional, escindiéndose del Partido Conservador al no aceptar la postura adoptada por el partido en las elecciones presidenciales de 1939. Fundó, en 1957, la Democracia Cristiana, siendo el líder indiscutido de esa colectividad.

Fue Ministro de Obras Públicas 1945, Senador en 1949 y candidato a Presidente de la República en 1957 y 1964. Este último año, acuñando el lema “Revolución en Libertad”, triunfó ampliamente en una reñida campaña electoral.

Al término de su mandato fue electo Senador y presidente del Senado. Opositor al régimen militar que encabezaba Augusto Pinochet, murió el 22 de enero de 1982.

Su Gobierno:

Su administración se caracterizó por el desarrollo de un programa de gran contenido social. Obras suyas son: la Reforma Educacional, que permitió dar matrícula a todos los niños en edad escolar; la Reforma Agraria; la Sindicalización Campesina; el Plan Habitacional; las Juntas de Vecinos y los Centros de Madres, entre otras.

En política exterior planteó la integración de América Latina y promovió la etapa regional del Grupo Andino, acordada en Bogotá en 1965, con Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Perú y Venezuela, y cuyo objetivo era lograr un equilibrio económico mediante un mercado común. Llegó a un acuerdo con el Gobierno argentino para entregar el entredicho del Canal Beagle al arbitraje de Inglaterra.

En lo económico, su mayor aporte fue la nacionalización del cobre, realizada en 1969. En 1970 promulgó la Ley de Reformas de la Constitución Política, que otorgó el derecho a sufragio al analfabeto y bajó el límite de capacidad ciudadana a los 18 años.

Estableció nuevas industrias básicas, como la Planta Petroquímica en Talcahuano. Inauguró trascendentales obras de ingeniería y científicas: la central Hidroeléctrica de Rapel; el Observatorio de Tololo, el más importante del hemisferio sur; la estación terrestre de comunicaciones para satélites de Longovilo; el túnel de Lo Prado, de 2.744 metros de longitud; y el paso bajo nivel de la Avenida Bernardo O'Higgins, frente al cerro Santa Lucía.


Salvador Allende Gossens (1971 - 1973)


Nació en Valparaíso el 26 de junio de 1908. Sus padres fueron Salvador Allende Castro y Laura Gossens Uribe. Realizó sus estudios en el Liceo Eduardo de la Barra de Valparaíso y en la Universidad de Chile, recibiéndose de médico cirujano en 1933.
Allende participó activamente en los movimientos universitarios de la época, siendo presidente de los alumnos de medicina en 1927 y vicepresidente de la Fech en 1930. Su vocación política lo llevó a ingresar al Partido Socialista. Fue elegido diputado y senador de la República, asumiendo luego como presidente de la Cámara.

Líder indiscutido de la izquierda chilena y latinoamericana, fue el abanderado de la Unidad Popular en las elecciones presidenciales de 1970, las que dividieron al país en tres tercios particularmente excluyentes. Allende ganó con un 36,2 por ciento de los votos por sobre el 34,9 por ciento del independiente de derecha Jorge Alessandri, y el 27,8 por ciento del democratacristiano Radomiro Tomic.

Ratificado por el Congreso, tal como lo establecía la Constitución Política de ese entonces, Salvador Allende asumió como el nuevo Presidente de Chile.

Su Gobierno terminó abruptamente con el golpe militar del 11 de septiembre de 1973, el que instaló en el poder al general Augusto Pinochet. Producto del asalto y bombardeo a La Moneda en aquel día, Salvador Allende se suicida antes de entregar el mando.

Su Gobierno:

En el plano económico, el manejo estuvo a cargo del Ministro Pedro Vuskovic, quien estatizó la banca y las grandes empresas con un sistema de pago de indemnizaciones. Así también se utilizó la capacidad ociosa, lo que hizo aumentar la oferta más allá del umbral de consumo. Fue así como entre 1971 y principios de 1972 el país vivió una época de gran bienestar. No obstante, la sobre oferta no pudo ser satisfecha, por lo que Vuskovic emitió más circulante que la riqueza verdadera del país, lo que trajo consigo una inmediata inflación.

En este escenario, la economía comenzó una vertiginosa caída. La inflación, la baja de la producción, la especulación y el acaparamiento de bienes de consumo por parte de particulares y empresarios, produjo un fuerte desabastecimiento en las tiendas comerciales. Para garantizar la compra de productos básicos, se creó una tarjeta de racionamiento, otorgada por la Junta de Abastecimientos y Precios.

En 1973 el país vivió un clima confrontacional marcado por sucesivos paros y huelgas que lideraban los gremios y la oposición política. En junio de ese año se registró un movimiento militar encabezado por oficiales del regimiento Blindados, el que fue sofocado. A partir de ese instante, se rumoreó un inminente golpe de Estado.

El 11 de septiembre de 1973, en una acción coordinada con las Fuerzas Armadas, el general de Ejército Augusto Pinochet ordenó el asalto aéreo y terrestre al Palacio de La Moneda, estableciendo un Gobierno de facto encabezado por una Junta Militar.

Ante el violento quiebre de la institucionalidad democrática, el Presidente Allende se suicida en el Salón Independencia del Palacio de Gobierno. Ese día la democracia chilena quedó suspendida, instalándose la dictadura.
__________________
Enuma ilu awiluma, ardu shamash apkallu baru, nergal ina ramanisu
annu ki-utu-kam ilu, Parak simati, muballit mitte, nergal allatu mellamu mesaru
la tapallah annuaki, kettu puluthu qillatu, Erset la tari eimmu, ina ramanisu melammu
baru dinau, allatu nergal, sar kissati, Nergal allatua, allatu adapa
ina ramaniusue

hápax legómenon
D2 is offline  
Antiguo 12-04-2007, 02:52:15   #4
D2
.:: Killer Admin ::.
 
Avatar de D2
 
Fecha de Ingreso: Nov 2003
Ubicación: Lemuria
Mensajes: 18.970
Augusto Pinochet Ugarte (1973 - 1990)


Nació en Valparaíso el 25 de noviembre de 1915. Hijo de Augusto Pinochet Vera y de Avelina Ugarte Martínez. Estudió en el colegio de los Padres Franceses de Valparaíso y en la Escuela Militar, desde donde egresó como Alférez el año 1927. Siguió la carrera militar hasta alcanzar el rango de General de División, asumiendo la Comandancia en Jefe del Ejército en abril de 1973, tras la renuncia del general Carlos Prats González.
El 11 de septiembre de 1973, encabezó la Junta Militar que derrocó al Gobierno del Presidente Salvador Allende. El operativo incluyó la destitución de militares no proclives al movimiento y el uso de bombardeos aéreos como táctica de combate, tanto para la destrucción de antenas de radio, como para el asalto final a la sede del Gobierno. Junto al Comandante en Jefe del Ejército, el nuevo mando de facto estuvo integrado por el almirante José Toribio Merino Castro, Comandante en Jefe de la Armada; el general Gustavo Leigh Guzmán, Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea, y Cesar Mendoza Durán, General Director de Carabineros.

Pinochet ejerció el poder sin contrapesos y en forma dictatorial durante 17 años. En 1988 fue derrotado en un plebiscito, lo que significó la realización de elecciones libres al año siguiente. Esta situación modificó el itinerario institucional fijado en la Constitución de 1980, que debía mantenerlo en el cargo hasta el año 97. Fue así como el 11 de marzo de 1990, Pinochet entregó el mando a Patricio Aylwin, quien fue elegido democráticamente por el 55,2 por ciento de los votos.

El general no renunció a su cargo de Comandante en Jefe del Ejército hasta el 10 de marzo de 1998. El 11 de marzo de ese año, y dada su condición de ex Presidente, asumió como senador vitalicio. En octubre, durante un viaje a Londres, fue detenido por la policía a raíz de un juicio de extradición solicitado por el juez español Baltazar Garzón, quien intentaba juzgarlo por "genocidio, terrorismo y torturas".

Liberado por razones de salud, volvió a Chile el 3 de marzo de 2000, tras un año y cinco meses de detención en Inglaterra. A su regreso debió enfrentar numerosas querellas presentadas en su contra ante los tribunales de Justicia. El 5 de junio de ese año, la Corte de Apelaciones resolvió -por 13 votos contra 9- su desafuero como senador vitalicio, medida que fue ratificada por la Corte Suprema por 14 votos contra seis.

El 29 de enero del año 2001, el juez Juan Guzmán lo sometió a proceso "como autor de delitos de secuestro y homicidio calificado". El 8 de marzo, por 2 votos contra 1, la Corte de Apelaciones de Santiago confirmó la decisión del juez Guzmán, pero cambió la tipificación del delito de "autor" por la de "encubridor".

Su Gobierno:

Los primeros meses de la Junta Militar se caracterizaron por la búsqueda del control total del país por parte de los uniformados, y por la consolidación del Ejército como la Fuerza predominante dentro de la Junta.

El país estuvo sometido a un estado de guerra donde regía la ley marcial. Durante el primer año de Gobierno, el número de ejecutados y detenidos desaparecidos superó los mil,tratándose mayoritariamente de personas con filiación política de izquierda, como miristas, comunistas y socialistas. En los años siguientes, otro millar de chilenos murió también como consecuencia del régimen militar, que entre otras medidas implantó un riguroso toque de queda que prohibía circular por las calles entre la una y las cinco de la madrugada.

El general Pinochet logró imponerse como jefe definitivo de la Junta Militar al cambiar su rango de Jefe de Estado por el de Presidente. El 6 de agosto de 1974, a los 58 años de edad, se terció la banda presidencial. El almirante José Toribio Merino y los generales Gustavo Leigh y César Mendoza asumieron el Poder Legislativo.

En 1975 comenzó la salida masiva de detenidos políticos al exilio, repartiéndose por Europa, Estados Unidos y Latinoamérica. Paralelamente, crecía el poder de la Dirección de Inteligencia Nacional, DINA, que encabezada por el general Manuel Contreras estaba destinada a combatir a los adversarios políticos que permanecían en Chile. Los métodos de la DINA contemplaron la infiltración, la tortura y la desaparición forzada. En este contexto, entre 1978 y 1981 prácticamente no hubo oposición al régimen.

El 28 de julio de 1978, tras sucesivos conflictos con el Comandante en Jefe, el general Gustavo Leigh fue destituido de la Junta de Gobierno y de la Comandancia en Jefe de la Fuerza Aérea. En su reemplazo, juró el general Fernando Matthei Aubel, a quien se le encomendó como principal misión modernizar a una muy atrasada Fuerza Aérea.

A fines de 1978 se produjo un importante conflicto limítrofe con Argentina. Este logró ser resuelto con una mediación Papal, que culminó con la firma del Tratado de Paz y Amistad entre ambas naciones.

En materia internacional, Chile sufrió de un fuerte aislamiento político, aunque logró establecer lazos económicos con diversos países. En 1980, en medio de una bonanza económica alentada por la facilidad para obtener créditos extranjeros, el Gobierno plebiscitó una nueva Constitución Política de carácter presidencialista. Esta contemplaba el mutuo control entre los tres poderes del Estado y fijaba el itinerario institucional para que los militares abandonaran el poder.

En lo económico, el accionar del Gobierno militar se centró en el saneamiento de la economía, especialmente en el control de la inflación, aún a costa del aumento del desempleo. Por especial recomendación del almirante Merino, la economía quedó en manos de los llamados "Chicago Boys", economistas altamente calificados – que en su mayoría habían estudiado en la Universidad de Chicago en Estados Unidos- y que se caracterizaba por su fuerte adhesión a las políticas liberales del libre mercado.

Impulsado por estos profesionales, el Gobierno del general Pinochet llevó adelante cambios estructurales en la economía del país. Se puso término a la fijación de precios por parte del Estado; se privatizaron numerosas empresas públicas; se bajaron los aranceles; se crearon nuevos sistemas de previsión y de salud privada -AFP e ISAPRES- y se redujo el gasto social, especialmente en educación.

Las autoridades económicas mantuvieron fijo el valor del peso con respecto al dólar desde 1978 hasta abril del año 82, medida que agudizó la crisis producida tras la recesión mundial de comienzos de los 80. En 1982 el Producto Interno Bruto cayó un 14,5 por ciento respecto del año anterior, se produjo el cierre masivo de industrias de todos los sectores productivos, y el desempleo superó el 30 por ciento.

La situación intentó aliviarse a través de Programas de Empleo Mínimo (PEM) y de Programas de Obras para Jefes de Hogar (POJH), que consistían en trabajos no productivos a los que el Estado asignaba un muy bajo salario.

Fue recién en 1986 cuando comenzó a crecer la productividad, mejoró el nivel de vida y disminuyó la cesantía. Este éxito económico se sustentó en un fuerte estímulo a la iniciativa privada, en la libre competencia de precios, en regulaciones destinadas a garantizar la calidad de los productos y en una dura legislación para evitar los monopolios. Asimismo, el Estado se reservó el manejo de las riquezas mineras, controlando de este modo el 45 por ciento del Producto. Surgió con fuerza la eficiencia empresarial y una gran capacidad exportadora, pero al mismo tiempo, se profundizaron las desigualdades sociales y económicas entre los chilenos.

En el marco de la crisis económica de 1982, renació una oposición política activa, que se expresó a través de numerosas protestas violentamente reprimidas. A fines de 1983 se funda el Frente Patriótico Manuel Rodríguez, organización armada que busca terminar con el régimen militar. En septiembre de 1984 el Gobierno restableció el estado de sitio para aplacar el creciente movimiento opositor. En 1985, el degollamiento de tres profesionales comunistas por parte de un grupo de carabineros, provocó la salida de la Junta Militar del general Cesar Mendoza, quien fue reemplazado por el general Rodolfo Stange Oelckers.

El 7 de septiembre de 1986, el general Pinochet sobrevivió a un atentado organizado por el Frente Patriótico Manuel Rodríguez. En la frustrada operación, ocurrida en el Cajón del Maipo, murieron cinco de sus escoltas. La lucha armada propuesta por el FPMR sufrió otra determinante derrota cuando la Central Nacional de Informaciones (CNI), que remplazó a la DINA el año 78, detectó la internación clandestina de un cargamento de armas a través de Carrizal Bajo, en la III Región.

Paralelamente, las demás fuerzas de oposición al régimen reforzaban una acción pacífica, aprovechando al máximo los pocos espacios políticos existentes y comenzando poco a poco el proceso de reconstrucción democrática.

Liderada por Patricio Aylwin Azócar y Ricardo Lagos Escobar, y apoyada por un amplio abanico político que incluyó a democratacristianos, socialistas, radicales, humanistas, verdes, liberales e independientes de centro, la oposición a Pinochet se unió en la denominada "Concertación de Partidos Políticos por el No", organización que triunfó en el Plebiscito del 5 de octubre de 1988 y puso fecha de término al Gobierno militar.

Tras un proceso de negociación con todas las fuerzas políticas, que modificó la Constitución de 1980, el general Augusto Pinochet entregó el mando a su sucesor, Patricio Aylwin, el 11 de marzo de 1990.


Patricio Aylwin Azocar (1990 - 1994)


Nació en Viña del Mar el 26 de noviembre de 1918. Estudió en el Colegio Salesiano de Valdivia, en el liceo de San Bernardo, en el Internado Nacional Barros Arana y en la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile.
En 1943 se licenció en Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales, y en 1944 recibió su título de abogado.

Ingresó a la Falange Nacional, siendo dirigente entre 1949 y 1952 y luego presidente. En 1957 fue uno de los fundadores del Partido Demócrata Cristiano, el cual presidió en 1958. Senador por Curicó, Talca, Linares y Maulehasta 1973. En 1971 fue presidente del Senado. En 1988 se convirtió en vocero de los partidos de la Concertación, y en 1989 fue candidato a la Presidencia de la República, obteniendo el triunfo con el 55,2 por ciento de los votos.

Su Gobierno:

Tras las modificaciones a la Constitución de 1980, acordadas el año 89, se dio paso a un nuevo orden institucional que buscó acercar el proyecto político del régimen militar y la propuesta democrática de la Concertación, restándoles a ambos sus esquemas más radicales. Así, mientras las Fuerzas Armadas mantuvieron su cuota de poder, la Concertación moderó sus demandas políticas en favor del consenso y la gobernabilidad, conservando siempre el objetivo de avanzar hacia la democracia plena.

En este contexto, los cambios constitucionales de 1989 relacionados con la distribución del poder – efectuados sobre la base de consensos económicos, políticos y sociales para sustentar la transición-, dejaron al Presidente Aylwin con un poder restringido debido a la mantención de enclaves autoritarios. Así también, los partidos de Gobierno y de oposición debieron aceptar la democracia de consensos heredada del régimen militar, lo suficientemente acotada para no alterar ni al empresariado ni a los uniformados.

En esta etapa de transición los temas centrales fueron los derechos humanos, la redestinación de recursos para combatir la pobreza y un nuevo orden de convivencia entre el mundo civil y los uniformados.

El nuevo Gobierno se abocó a dos importantes iniciativas: la creación de la Comisión de Verdad y Reconciliación, más conocida como Comisión Rettig, y la presentación de un conjunto de proyectos de ley - Leyes Cumplido- destinadas a proteger los derechos de las personas. La primera tuvo como misión esclarecer la verdad sobre las violaciones a los derechos humanos cometidas en la dictadura, y la segunda obtener la liberación de más de 400 presos por delitos cometidos en la lucha contra la dictadura.

Por su parte, las Fuerzas Armadas, encabezadas por el general Augusto Pinochet, desconocieron el Informe Rettig, negando su validez histórica y jurídica. El Gobierno de Patricio Aylwin encontró, en este sentido, la resistencia de un vasto sector de la derecha y de la Fuerzas Armadas, que mantenían su poder de veto respecto de cualquier iniciativa política, económica, social o cultural. Muestra de ello fueron los llamados Ejercicio de Enlace (1990) y Boinazo (1993). En este escenario el tema de los derechos humanos quedó localizado en los tribunales de justicia.

En materia económica se mantuvo el modelo neoliberal, y si bien subsistieron las grandes diferencias entre ricos y pobres, el esfuerzo por bajar los niveles de pobreza incrementando el gasto socialpermitió reducir significativamente el número de indigentes y pobres en comparación a los años anteriores.

Al concluir los cuatro años de Gobierno del Presidente Patricio Aylwin, el proceso de recuperación democrática, si bien aún parcial, era ya irreversible.


Eduardo Frei Ruiz-Tagle (1994 - 2000)


Nació en Santiago el 24 de junio de 1942. Sus estudios primarios y secundarios los realizó en el Instituto Luis Campino. Ingresó a la Universidad de Chile, donde se recibió de ingeniero civil con mención en hidráulica y fue dirigente estudiantil.
En 1958 se inscribió en el Partido Demócrata Cristiano. Al concluir sus estudios viajó a Italia para especializarse en administración y técnicas de gestión. En 1964 participó activamente en la campaña presidencial de su padre. Entre 1969-1988 ejerció su profesión, en forma privada, en la empresa Sigdo Koppers S.A.

En 1988 se convirtió en fundador e impulsor del Comité Pro Elecciones Libres. En 1989 fue elegido senador por Santiago, obteniendo la primera mayoría nacional. En el Senado presidió la comisión de Hacienda y Presupuesto, e integró la de Vivienda.

En 1992 fue representante de la DC para la elección del candidato presidencial de la Concertación, convirtiéndose en 1993 en el abanderado del conglomerado para la Presidencia de la República.

Su Gobierno:

En 1993, en un marco de consensos políticos, se produjo la elección del nuevo Presidente de Chile, Eduardo Frei Ruiz-Tagle. Con un estilo más conservador que su antecesor, continuó con la política de consensos en el área política, y centró su gestión en la eliminación de la extrema pobreza y el aumento de la competitividad del país en el exterior. En función de ello enfatizó el desarrollo educativo y tecnológico, el fortalecimiento de la democracia, el desarrollo sustentable, y la modernización del Estado.

El 21 de mayo de 1994, Frei situó las prioridades de su Gobierno en torno a 6 grandes tareas: “la consolidación del desarrollo económico, la erradicación de la extrema pobreza, el establecimiento de un régimen moderno de relaciones laborales, la construcción de sistemas de salud y educación eficientes, de amplia cobertura y preparados para las exigencias de una sociedad en rápido crecimiento y la inserción internacional del país”. En el ámbito político la prioridad fue la consolidación de la democracia a partir de un Parlamento ágil y moderno.

Sin embargo, sus esfuerzos y los de la administración Aylwin para reducir las desigualdades y brindar una mejor salud y mayores oportunidades en educación seguían siendo insuficientes. Para enfrentar esta realidad, el Gobierno de Frei inició una reforma que planteó un aumento del gasto en educación para inversiones destinadas a extender la jornada escolar, el fortalecimiento de la profesión docente y el llamado Proyecto Montegrande, consistente en la conformación de una red de establecimientos de enseñanza media de características especiales en términos de calidad, capacidad de innovación y atención de jóvenes de familias con menos ingresos.

En lo económico, el modelo neoliberal alcanzó una gran expresión durante su Gobierno, con el objetivo fue generar un clima atractivo para los inversionistas y el aumentar la tasa de crecimiento. Dentro de este esquema, con una economía estable y en franco desarrollo, el país experimentó una bonanza económica. Durante la gestión Frei las privatizaciones de empresas estatales para obtener recursos adicionales destinados hacia los sectores más desposeídos se convirtió en una herramienta válida, aunque no aceptada por todos.

A su vez, el tema ecológico y el crecimiento sustentable generaron posiciones encontradas que Frei intentó salvar conciliando las normas ambientales sin poner en riesgo proyectos de inversión a gran escala - como hidroeléctricas y forestales- asegurando la mantención de un alto nivel de inversiones que garantizara la estabilidad económica y la generación de nuevos recursos para las programas sociales.

En la década de los Gobiernos de la Concertación (1990-2000), se mantuvo el modelo económico neoliberal. Si bien no se logró disminuir a gran escala la situación de los más pobres, ambas administraciones redujeron los niveles de indigencia y pobreza de manera notable. Se amplió el acceso de los sectores más desposeídos a la educación y se mejoró su calidad, destinando mayores recursos a los establecimientos más pobres.

En materia política se desarrolló un clima de transición democrática sustentada en los consensos. No obstante, la derecha conservó su poder de veto en el Congreso, obstaculizando cualquier intento o iniciativa gubernamental para reformar la Constitución e instalar un sistema de democracia plena al iniciarse el tercer milenio.


Ricardo Lagos Escobar (2000 - 2006)


Su Vida
El 2 de marzo de 1938 nace en Santiago de Chile Ricardo Lagos Escobar, una de las principales figuras de la política chilena desde la década de los ochenta. Hijo de Emma Escobar y del agricultor Froilán Lagos, quien muere cuando él tenía sólo ocho años de edad.

Cursa sus estudios primarios en el Liceo Manuel de Salas y los secundarios en el Instituto Nacional. En 1955 ingresa a la escuela de Derecho de la Universidad de Chile, donde inicia sus primeros pasos en la vida política, al ser elegido Presidente del Centro de Alumnos a los 18 años.

Sus estudios continúan con un doctorado en Economía en la Universidad de Duke, Carolina del Norte, entre los años 1960 y 1962. Al regresar al país, desde 1963 y hasta 1972, ejerce como profesor titular de la Universidad de Chile, se convierte en Director de la Escuela de Ciencias Políticas y Administrativas, también dirige el Instituto de Economía y, en 1969, es elegido Secretario General de la Universidad.

Algunos meses después del golpe militar que sufrió Chile en 1973, viaja con su familia a Buenos Aires donde ejerce su cargo de Secretario General de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales.Desde allí se traslada por un año a Estados Unidos donde se convierte en profesor visitante de la cátedra William R. Kenan de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Carolina del Norte, Chapel Hill.

En 1971, se casa con Luisa Durán De La Fuente. Ambos ya con dos hijos emprenden un importante desafío: fundar una sola gran familia. Cuatro años después nace Francisca, única hija del matrimonio; junto a ella, Ricardo, Ximena, Hernán y Alejandro, forman parte de este hermoso grupo familiar que hoy lleva 30 años junto. Con el tiempo llegan los nietos, fuente de una de las principales alegrías del Presidente. Una de sus aficiones es realizar con ellos largas cabalgatas, inventar juegos y explorar los cerros cercanos a su parcela en Caleu, ubicada en la V° Región, a dos horas de la capital.

Durante la década de los ochenta, Ricardo Lagos juega un rol fundamental en la lucha por la recuperación de la democracia en nuestro país. Desde fines de 1987, y hasta octubre del año siguiente, recorrió el país llamando a vencer el miedo, inscribirse en los Registros Electorales y votar por la opción NO en el ya mítico plebiscito del 5 de octubre de 1988, que derrotó a la dictadura. En abril de ese año, en plena campaña participó en un memorable programa político de televisión, en el que, sorpresivamente, miró fijamente a la cámara, apuntó con el dedo índice y emplazó directamente al general Augusto Pinochet.

En marzo de 1990, una vez recuperada la democracia, es nombrado Ministro de Educación por el ex Presidente Patricio Aylwin. Durante su gestión, Ricardo Lagos impulsa una importante reforma cuyo foco prioritario es la igualdad de oportunidades para acceder a la educación y elevar su calidad, especialmente de las escuelas más pobres del país. Dentro de sus grandes logros se encuentra haber eliminado la norma que obligaba a las niñas embarazadas a abandonar sus colegios.

En el segundo gobierno de la Concertación, el nuevo mandatario Eduardo Frei Ruiz-Tagle, lo nombra ministro de Obras Públicas, cargo que desempeña entre 1994 y 1998. Durante ese período impulsa un novedoso sistema de concesiones viales, con participación del sector privado, que invirtió alrededor de dos mil millones de dólares en diferentes proyectos. Esto permite liberar recursos públicos que son destinados a sistemas de agua potable en sectores rurales y pequeñas caletas pesqueras. Paralelamente, el entonces ministro da un gran impulso a la infraestructura para la integración regional a través de la apertura y el mejoramiento de caminos y conexiones bioceánicas con países vecinos.

Su liderazgo traspasa las fronteras y lo convierte en uno de los integrantes del Comité de Doce Miembros Distinguidos de la Internacional Socialista donde comparte con personalidades como Felipe González y Grö Bruntland que tienen a cargo la elaboración de propuestas para la renovación del pensamiento socialdemócrata para el nuevo siglo.

El 12 de diciembre de 1999, los chilenos votan para definir quien será el primer Presidente del siglo XXI. Ricardo Lagos supera al candidato de la derecha, Joaquín Lavín, por 31.140 votos pero no alcanza la mayoría absoluta, lo que obliga a realizar una segunda vuelta electoral que se lleva a cabo el 16 de enero del 2000. Esta vez, la diferencia aumenta sustancialmente llegando a 187.589 votos. Con el 51,31 por ciento de la votación, Ricardo Lagos se convierte en el primer Presidente del nuevo siglo.

En su primer discurso como Presidente Electo, ante una multitud que lo aclama en la Plaza de la Constitución, Ricardo Lagos, recalca que será el Presidente de todos los chilenos, gobernará escuchando a la gente y diciendo siempre la verdad. "Vamos a iniciar un camino en el que todos los chilenos caben. Vamos a tener un Chile que crece, crea fuentes de empleo y derrota la cesantía. Tras esos propósitos están todos los chilenos unidos. Quiero decirles a todos -también a los que no votaron por mí- que aquí hay un espacio para cada chilena y chileno para hacer las tareas que ahora nos corresponden"

Sus Cuatro Años de Gobierno

El 11 de marzo de 2000, Ricardo Lagos Escobar se convierte en el Presidente de la República de Chile número 46 de la historia republicana del país.

Desde el primer momento, imprime su sello en la manera de ejercer el cargo. Trabajo en terreno, cercanía con las personas y una política de puertas abiertas serán las prácticas habituales de su gestión. A dos días de asumir el mando de la nación, tras casi tres décadas de mantener las puertas de La Moneda cerradas, el Mandatario decide abrir el Palacio y compartir con la gente un patrimonio histórico que es de todos. El llamado es para que los chilenos sean protagonistas de su tiempo y constructores de su historia, el país es de todos y el futuro es para construirlo juntos.

Desde su perspectiva y con su particular estilo, recién instalado en La Moneda llama a todo su equipo de Gobierno a trabajar fuera de las oficinas y a conocer de cerca las necesidades de la gente.

Así, durante estos 4 años, su Gobierno se ha empeñado en la profundización de las posibilidades de crecimiento para todos los chilenos y la integración al mundo, con la suscripción de los Tratados de Libre Comercio con la Unión Europea, Estados Unidos y Corea; la modernización en infraestructura vial; la Reforma Educacional, que entre otras medidas estableció los 12 años de escolaridad obligatoria en nuestro país; las Reformas Judicial y de la Salud, esta última en marcha a través del Plan Piloto Auge, que durante el 2004 totalizará la cobertura de 17 patologías garantizadas; la puesta en marcha del Programa Chile Solidario, que a partir de mayo de 2004 se convirtió en ley de la República y que a fines de año contará con 166 mil familias incorporadas, lo que representa al 72% de quienes requieren ayuda especial para salir de la miseria.

También se ha trabajado en la generación de condiciones para un país más equitativo para todos los trabajadores y trabajadoras a través de la creación del Seguro de Desempleo, el Programa Chile Califica, el perfeccionamiento del sistema de AFP con la creación de los multifondos de pensiones, y la flexibilización del ahorro voluntario, además del reajuste de pensiones para 400 mil personas mayores de 75 años.

Respecto de la seguridad pública, se creó el del plan “Comuna Segura, Compromiso 100” que ya totaliza 56 comunas incorporadas a lo largo del país. En el 2003 se ejecutaron además 4 programas “Barrio Seguro” y durante el 2004 se sumarán otros 4 en la Región Metropolitana y otros 17 en el resto del país.

Asimismo, se implementó el Plan Cuadrante en la IX Región, sumándose a las regiones II y III. También fue promulgada y entró en vigencia la Ley que permitió aumentar en 3 mil plazas la dotación de Carabineros de Chile, en gradualidad hasta el 2005, y se creó el Comité Interministerial de Seguridad Pública, que permite mejorar la coordinación de todos los agentes públicos vinculados a las tareas de seguridad.

En materia cultural, el Presidente Lagos promulgó las nuevas leyes de Calificación Cinematográfica, que complementó el término de la censura previa, y la de Institucionalidad Cultural, que creó el Consejo Nacional de las Artes y de la Cultura. Casi en paralelo, se despachó la Ley que regula el sistema de contratos y previsión de los artistas.

En el área de las Tecnologías de Información y Comunicación, en los últimos 4 años Chileha avanzado a pasos agigantados. El país cuenta conun millón de hogares con computadores, la mitad de ellos con acceso a Internet. La campaña de alfabetización digital impulsada por el Gobierno, a diciembre de 2003, ha permitido capacitar a 115 mil personas. Además, 100 mil empresas están conectadas a Internet, y las empresas pequeñas con acceso a la red se han triplicado desde el comienzo de la década.

Los progresos del Gobierno electrónico sitúan a Chile al nivel de los países más avanzados. Todos los servicios del Gobierno Central tienen portales en Internet. Junto a ello,existen 170 trámites en línea, y el 83 por ciento de las Declaraciones a la Renta del Servicio de Impuestos Internos se hicieron a través de Internet. El exitoso despegue de la factura electrónica constituye la primera aplicación concreta de la Ley de Firma y Documento Electrónico que aprobó el Congreso Nacional, y un alto porcentaje de compras del Estado que se hacen por la vía electrónica.

Através del Programa Enlaces, ocho mil liceos y escuelas tienen computadores conectados a Internet, 20 por ciento de ellos con banda ancha.En los últimos cinco años los establecimientos educacionales conectados a la red se duplicaron. El 85 por ciento de los profesores se encuentra capacitado en estas tecnologías y el 80 por ciento de los profesores tiene un computador en su hogar.

En el ámbito de la transparencia y la probidad, el 2003 se promulgaron las leyes de Procedimiento Administrativo, Nuevo Trato, Alta Dirección Pública y Compras del Estado. Paralelamente, se avanzó en iniciativas destinadas a transparentar la actividad política, como la Ley sobre Gasto Electoral, Donaciones a Campañas Electorales y el proyecto sobre regulación del lobby.

Sólo en el día de la inauguración de su cuarto año de Gobierno, se realizó la primera operación de corazón cubierta por el Auge, se inauguraron 60 escuelas en todo Chile –de un total de 500 en construcción-, se despachó en el Congreso la Ley de Matrimonio Civil, la cual ya es Ley de la República a partir del 7 de mayo de 2004, y se inició la licitación del Plan Transantiago, que le cambiará el rostro al transporte público de la capital.

En su último Mensaje a la Nación del 21 de mayo, el Jefe de Estado destacó que los esfuerzos realizados durante los últimos años ya están dando sus frutos, yllamó a todos los chilenos a perseguir la utopía de celebrar el Bicentenario de Chile en el umbral del desarrollo.

Los próximos dos años de su administración, estarán destinados a profundizar la búsqueda de un Chile más justo, humano y cohesionado, mediante la culminación del Programa Chile Solidario, del Plan Auge y de la Reforma Educacional. Estarán orientados también a seguir enfrentando el tema de la seguridad ciudadana y el combate a la delincuencia, y al desafío de hacer de Chile un país más democrático. Tal como citara el 21 de mayo ante el Congreso pleno,y parafraseando al ex Presidente Pedro Montt, “a no desmayar en la obra de progreso moral, intelectual y material que a nuestra época le corresponde”.
__________________
Enuma ilu awiluma, ardu shamash apkallu baru, nergal ina ramanisu
annu ki-utu-kam ilu, Parak simati, muballit mitte, nergal allatu mellamu mesaru
la tapallah annuaki, kettu puluthu qillatu, Erset la tari eimmu, ina ramanisu melammu
baru dinau, allatu nergal, sar kissati, Nergal allatua, allatu adapa
ina ramaniusue

hápax legómenon
D2 is offline  
Antiguo 12-04-2007, 02:53:04   #5
D2
.:: Killer Admin ::.
 
Avatar de D2
 
Fecha de Ingreso: Nov 2003
Ubicación: Lemuria
Mensajes: 18.970
Michelle Bachelet Jeria (2006 - )


Michelle Bachelet Jeria nació en Santiago el 29 de septiembre de 1951. Tiene un hijo y dos hijas: Sebastián, de 26 años; Francisca, de 21; y Sofía, de 12.
Es médico de profesión, con estudios de post grado en Ciencias Militares y dominio del idioma inglés, alemán, francés y portugués.

Su madre, Ángela Jeria, es arqueóloga, y su padre, Alberto Bachelet, llegó a General de Brigada en la Fuerza Aérea de Chile.

SU INFANCIA Y SU FAMILIA

Siguiendo las destinaciones de su padre, Michelle Bachelet realizó la enseñanza básica en Quintero, Cerro Moreno, Antofagasta y San Bernardo, además de vivir en Estados Unidos entre 1962 y 1963.

La mayor parte de la enseñanza media la cursó en el Liceo Nº 1 Javiera Carrera de Santiago, donde participó en el coro, en la selección de voleibol y en un grupo de teatro que integraban también estudiantes del Instituto Nacional y del cual se originó el grupo “Aleph”.

Fue delegada y presidenta de curso, y junto a algunas compañeras, formó el grupo musical "Las Clap Clap", con el que participó en varios festivales de colegios.

LA UNIVERSIDAD

En 1970, luego de acompañar a una persona a la Posta Central, Michelle Bachelet descartó las alternativas de estudiar Sociología o Economía e inició la carrera de medicina en la Universidad de Chile, opción que adoptó como una forma concreta de ayudar a paliar el dolor y mejorar la salud en Chile.

Además de asumir cargos como dirigente estudiantil, durante el Gobierno de la Unidad Popular se incorporó a la Juventud Socialista, liderada entonces por el joven médico, luego diputado y posteriormente detenido desaparecido, Carlos Lorca.

EL GOLPE DE ESTADO Y EL EXILIO

El 11 de septiembre de 1973 se trasladó temprano a la Escuela de Medicina, en Av. Independencia, desde cuyo techo observó el bombardeo a La Moneda, hito que pondría fin al régimen democrático durante más de 16 años.

Considerando su experiencia organizativa en la Fach, en 1972 el Presidente Allende solicitó a su padre que se hiciera cargo de la Oficina de Distribución de Alimentos, función que ejercía cuando se produjo el golpe. El mismo día fue detenido y recluido en la Academia de Guerra Aérea, bajo la acusación de "traición a la patria". Posteriormente fue trasladado a la Cárcel Pública, donde el 12 de marzo de 1974, y a consecuencia de las torturas padecidas en prisión, Alberto Bachelet sufrió un infarto cardíaco que le provocó la muerte.

A pesar de las dramáticas circunstancia que vivía el país y su familia, Michelle Bachelet prosiguió sus estudios y actividades vinculadas con la mantención del Partido Socialista y la ayuda a personas perseguidas. Hasta que a mediodía del 10 de enero de 1975, dos agentes de la DINA se presentaron en el departamento donde vivía con su madre, trasladándolas con los ojos vendados a un lugar indeterminado que resultó ser la Villa Grimaldi, el principal centro de torturas de ese organismo.

En Villa Grimaldi las separaron y sometieron a nuevos interrogatorios y apremios físicos. Ángela Jeria fue llevada a "la torre", mientras que Michelle Bachelet fue ubicada en una pieza con camarotes, junto a otras ocho presas. Días después la trasladaron junto a su madre al centro de detenidos de Cuatro Álamos, donde permanecieron hasta fines de enero.

Una vez en libertad, Michelle Bachelet y su madre viajaron a Australia en carácter de exiliadas. Más tarde se trasladaron a la República Democrática Alemana. Allí, Michelle Bachelet estudió alemán, para luego proseguir medicina en la Humboldt Universität, de Berlín.

En Alemania se casó con el arquitecto chileno Jorge Dávalos, padre de sus dos hijos mayores: Sebastián, que nació en 1978 en Leipzig, y Francisca, que nació en Santiago en 1984.

EL RETORNO A LA PATRIA

Michelle Bachelet regresó al país en 1979, retomando sus estudios en la Universidad de Chile. En 1982 se recibió de Médico Cirujano y postuló al sistema público, para ir de general de zona a algún lugar del país donde hubiera mayor necesidad de atención.

Pese a que la solicitud le fue denegada "por razones políticas", su desempeño, calificaciones y publicaciones efectuadas le permitieron obtener la beca Colegio Médico de Chile, mediante la cual, pudo especializarse en pediatría y salud pública en el Hospital Roberto del Río los siguientes cuatro años.

En esa época, se integró a diversas actividades políticas por la democracia y se hizo cargo del área médica de la ONG PIDEE (Protección a la Infancia Dañada por los Estados de Emergencia), dando apoyo profesional a hijos de detenidos y de víctimas del régimen militar en Santiago y Chillán.

Con la restauración de la democracia, en 1990, se abrieron enormes desafíos para levantar el maltrecho sistema de salud del país. Michelle Bachelet se incorporó al Servicio de Salud Metropolitano Occidente como epidemióloga y luego a la Comisión Nacional del Sida. Simultáneamente, fue consultora de la Organización Panamericana de la Salud, de la Organización Mundial de la Salud y de la Agencia de Cooperación Técnica alemana (GTZ). En este período nació su hija menor, Sofía Henríquez.

Desde 1994 fue asesora del Ministerio de Salud en temas de Atención Primaria y en gestión de Servicios de Salud.
A mediados de la década pasada, Michelle Bachelet sentía que el país había avanzado en la consolidación de la democracia, pero también observaba que persistían dificultades para la plena normalización de las relaciones entre el mundo civil y el militar. Desde su particular experiencia familiar, lo atribuía a que en las visiones de su mundo político no se le daba la importancia que requería a una política de defensa y sus correlaciones institucionales, políticas y culturales.

Esa reflexión la impulsó a realizar un curso sobre Estrategia Militar en la Academia Nacional de Estudios Políticos y Estratégicos (ANEPE), logrando el primer lugar de la promoción. Por este resultado se le otorgó la Beca de Honor Presidente de la República, para realizar el curso de Defensa Continental en el Colegio Interamericano de Defensa de Washington DC, durante 1997, junto a 35 militares y algunos civiles de todas las Américas. Esa especialización le permitió incorporarse a su regreso como asesora del Ministro de Defensa.

En el Congreso del Partido Socialista de 1995, Michelle Bachelet fue elegida para su Comité Central. En las elecciones municipales de 1996, fue candidata a concejal por Las Condes. En 1998 fue reelegida en el Comité Central e integrada a la Comisión Política, responsabilidad que ejerció hasta el 11 de marzo de 2000.

Durante las primarias de 1999, fue encargada electoral de la campaña de Ricardo Lagos en la Región Metropolitana. En su campaña presidencial, trabajó como encargada territorial de la zona norponiente de Santiago.

EL MINISTERIO DE SALUD


En 2000, al asumir el Presidente Lagos, Michelle Bachelet fue designada Ministra de Salud. Quedaba a cargo de la dirección de un Ministerio del que dependían directamente más de 70 mil funcionarios y una red nacional de servicios, además de la responsabilidad de supervisar directa o indirectamente los servicios autónomos de salud municipales y la extensa área que cubren Isapres y clínicas privadas.

El Presidente Lagos le impuso dos desafíos especiales: por un lado, mejorar la atención primaria, es decir, la cobertura y calidad de la atención de los consultorios, con la meta explícita de poner fin a las colas de espera en una plazo de tres meses; y por otro, preparar una gran Reforma de la Salud. A ambas tareas, Michelle Bachelet volcó todos sus esfuerzos, con resultados ampliamente satisfactorios, considerando la complejidad técnica y las resistencias corporativas a superar.

El éxito de su labor respondió fundamentalmente al hecho de lograr un compromiso y una movilización nunca vista de los equipos técnicos del Ministerio, de los funcionarios de los Servicios de Salud, de las organizaciones gremiales y de todos los trabajadores de la Atención Primaria, que como un solo cuerpo, estuvieron tras la meta de terminar con las colas y dar una atención digna.

Como Ministra, Michelle Bachelet estableció un sistema de dotación de horas por teléfono, con la implementación de líneas 800 en todo el país. Asimismo, se incrementaron las atenciones médicas y dentales, logrando una cobertura garantizada en 24 horas a los menores de un año y mayores de 65 años.

Por primera vez en Chile, los consultorios abrieron sábados y domingos durante los meses de invierno y se extendió el horario de atención hasta las 20:00 horas. Se aumentaron los SAPU y las salas IRA para la atención de los niños con infecciones respiratorias agudas y se innovó con salas ERA para los adultos.
Con el desarrollo del programa Vida Chile en todas las regiones del país, el Ministerio logró dar un fuerte impulso a la Promoción de la salud. Y con la creación del Consejo asesor de Investigación en Salud (CONIS), se impulsaron proyectos de investigación científica útil a la salud pública.

Bajo su gestión, fueron sentadas las bases de la Reforma de Salud, en un proceso participativo amplio de jornadas ciudadanas y de Mesas de Reforma, con la incorporación de usuarios, empresarios y técnicos, académicos, colegios profesionales y gremios de la salud. Concordado con todos los actores, se presentó el primer proyecto de ley de la Reforma, Derechos y Deberes de las Personas en Salud.

Se creó la Comisión Nacional de Protección de los Derechos de los Pacientes de Salud Mental y se desarrolló el Reglamento de Esterilización contra la discriminación que afectaba a las mujeres. El plan Hospital Amable contribuyó también a dignificar la atención, abrió los hospitales para que las madres pudieran cuidar a sus hijos y permitió generalizar la asistencia del padre al parto.

Se defendieron los Objetivos Sanitarios al año 2010 -soporte técnico sanitario para la Reforma de Salud- y se desarrollaron nuevos programas, como el tratamiento de la depresión en atención primaria, la incorporación de nuevos medicamentos para el tratamiento de la esquizofrenia, el plan de alimentación para el adulto mayor, la cobertura para los enfermos de fibrosis quística, y el aumento de la cobertura de triterapia para pacientes con Sida.

PRIMERA MUJER MINISTRA DE DEFENSA


El 7 de enero de 2002, tras una importante modificación al Gabinete presidencial, Michelle Bachelet asumió como Ministra de Defensa Nacional, siendo la primera mujer en ocupar este cargo en la historia de Chile y América Latina.

Pese a lo inédita y sorpresiva de su designación, la experiencia resultó ser tremendamente estimulante en el plano profesional y personal. Las jerarquías institucionales de las Fuerzas Armadas y de Orden colaboraron de inmediato al ejercicio de la autoridad política de que fue investida. Junto a ellas continuó impulsando los planes de modernización en los que estaba empeñada, incluyendo relevantes decisiones estratégicas en materia de equipamiento y el pre-proyecto de modernización del Ministerio de Defensa.

Bajo su gestión, se lograron importantes modificaciones al Servicio Militar Obligatorio, así como también, al fortalecimiento del rol del Ministerio y del Estado Mayor, avanzando además en la igualdad de oportunidades para las mujeres de las Fuerzas Armadas, Carabineros y Policía de Investigaciones.
Chile desplegó un mayor contingente de fuerzas de paz en más lugares del mundo y se desarrollaron relaciones de mayor confianza mutua entre los Ministros de Defensa de la Región de las Américas. Asimismo, se dio cumplimiento a la Convención de Ottawa, terminando con los campos minados y minas en stock.

Durante su titularidad en Defensa, se cumplieron tres décadas del golpe de Estado de 1973, fecha que dio lugar a notables gestos de reencuentro entre el mundo militar y el mundo civil. En este escenario, resultó especialmente significativa la reivindicación -en la nueva base de Quintero- de la figura de su padre como alto oficial de la Fach y de muchos otros, aún vivos, que en 1973 fueron exonerados por razones políticas. En el mismo plano, destaca la visita a Isla Dawson de los ex presos políticos confinados en este lugar luego del golpe, promovida en conjunto con el Alto Mando de la Armada, la significativa reparación moral del Ejército al General Prats y el valeroso "nunca más" del General Cheyre.

LA CAMPAÑA

El 1 de octubre de 2004, Michelle Bachelet deja el Ministerio de Defensa. En esa fecha, el Presidente Lagos estimó conveniente liberarla de las responsabilidades propias de esta cartera para dedicarse por completo a una candidatura presidencial reclamada masivamente desde la ciudadanía y respaldada en alentadoras encuestas de opinión.

Al dejar su cargo como Ministra de Estado, Michelle Bachelet se dedica a la campaña municipal, acompañando a los candidatos a alcaldes y concejales de toda la Concertación a lo largo y ancho del país.

Tras la elección, fue proclamada candidata a la Presidencia de la República por los partidos PPD y Socialista. El 15 de Enero de 2006, en segunda vuelta electoral y con el 53.49% de los votos, Michelle Bachelet se convierte en la primera mujer electa Presidenta en la historia republicana del país.
__________________
Enuma ilu awiluma, ardu shamash apkallu baru, nergal ina ramanisu
annu ki-utu-kam ilu, Parak simati, muballit mitte, nergal allatu mellamu mesaru
la tapallah annuaki, kettu puluthu qillatu, Erset la tari eimmu, ina ramanisu melammu
baru dinau, allatu nergal, sar kissati, Nergal allatua, allatu adapa
ina ramaniusue

hápax legómenon

Última edición por D2 fecha: 30-05-2007 a las 22:40:04
D2 is offline  
Tema Cerrado


Usuarios activos actualmente viendo este tema: 1 (0 miembros y 1 visitantes)
 
Herramientas
Desplegado Califica este Tema
Califica este Tema:

Normas de Publicación
You may not post new threads
You may not post replies
You may not post attachments
You may not edit your posts

BB code is habilitado
Las caritas están habilitado
Código [IMG] está habilitado
Código HTML está habilitado


La franja horaria es GMT -4. Ahora son las 06:17:35.


Powered by: vBulletin, Versión 3.7.4
Derechos de Autor ©2000 - 2014, Jelsoft Enterprises Ltd.